Analistas prevén una inflación en rango meta más allá de fin de año

Precios subieron 5,6% en 12 meses a mayo; su menor nivel desde fines de 2005

Luego de ingresar en marzo al rango meta oficial gracias a la baja del dólar, la moderación en los precios de los alimentos y de las presiones domésticas, la inflación alcanzó su menor registro en más de una década. Algunos analistas privados ya comienzan a proyectar una suba de precios dentro del rango meta (3% a 7%) por un período mayor al que vislumbran unos meses atrás, ya que ahora la suba del Índice de Precios al Consumo (IPC) se modera por un tipo de cambio que permanece planchado.

Los precios al consumo subieron apenas 0,13% en mayo, lo que llevó el registro de inflación interanual a 5,58%, según datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Un nivel tan bajo no se alcanzaba desde diciembre de 2005.

De ese modo, la inflación se moderó respecto al registro de 6,46% del mes anterior.

Los analistas locales encuestados a fines de mayo por El Observador preveían esta nueva reducción de los registros de inflación, aunque a un ritmo más moderado. La mediana de expertos preveía un dato de 5,8% para el cierre del último mes observado –dos décimas por encima del registro efectivo–. El dato también estuvo por debajo de las proyecciones que tenían las consultoras CPA Ferrere y Deloitte para ese mes.

Las previsiones también mostraban que los precios volverían a salirse del rango objetivo –de entre 3% y 7%– antes de fin de año. El consenso de analistas de la encuesta realizada a fines de mayo anticipaba una inflación de 7,4% durante todo 2017 y de 7,9% en 2018. Ese último registro es igual al que prevén para los próximos 24 meses –horizonte de tiempo relevante para la política monetaria–.

Sin embargo, con el dato del mes pasado y las evolución que mostraron algunos de los componentes de los precios, como los bienes no transables, CPA Ferrere está revisando sus modelos y considera como "muy factible" que la inflación se mantenga dentro del rango meta por unos "cuantos meses más" que excederá el 2017, dijo a El Observador el economista Santiago Rego.

En tanto, Florencia Carriquiry de Deloitte dijo a El Observador que sus modelos indican que la inflación cerrará el año en un eje de 6% a 6,5%, quedando así dentro del rango meta del gobierno. Aunque precisó que este dato no contempla una probable reducción en algunas tarifas públicas como el gasoil, como acaba de anunciar el ministro de Economía, Danilo Astori.

Último mes

Los distintos componentes de la canasta de consumo colaboraron en mayo para que la inflación se siga moderando. Los alimentos explicaron buena parte de ese comportamiento. En su conjunto, el rubro alimentos y bebidas pasó de subir 3,5% en los 12 meses finalizados en abril, a 1,1% en el año finalizado en mayo. Dentro de los alimentos, aquellos no procesados tuvieron un comportamiento deflacionario: pasaron de subir 0,3% en el año móvil a abril, a bajar 4,4% en los 12 meses a mayo.

Hay que tener en cuenta que se están comparando los precios actuales con valores atípicamente altos de mediados del año pasado, debido a los efectos climáticos adversos para la producción, en especial en productos de huerta.

Por su parte, la baja del tipo de cambio siguió teniendo su impacto sobre la canasta de consumo. Los precios transables –aquellos que corresponden a bienes y servicios que se comercializan con el exterior y por lo tanto se fijan en moneda extranjera– pasaron de subir a una tasa interanual de 4,3% en abril a 4% en el último mes.

Baja en no transables

Una buena noticia fue que el componente más persistente de la canasta de consumo, siguió mostrando señales de moderación durante el último mes. Se trata de los bienes y servicios no transables, que son todos aquellos que se producen a nivel local para su consumo doméstico y no compiten con mercadería importada. De ese modo, solo se ven influenciados por fenómenos domésticos, como los costos salariales y tarifarios.

Durante el último mes, ese componente de la canasta de consumo tuvo una suba de 8,2% interanual, por debajo del registro de 8,5% a abril. Se trata de la quinta moderación consecutiva en el encarecimiento de la canasta no transable.

Precisamente, Rego calificó como una "novedad" en el dato de mayo la moderación de los bienes no transables, algo que no había mayores señales de moderación durante el descenso de un año consecutivo que lleva la moderación del IPC.

El experto de CPA indicó que esto se da pese a que la economía uruguaya está mostrando señales de "mayor tracción". No obstante, en el mercado laboral ello todavía no se traduce en un mayor dinamismo en los niveles de ocupación. A eso se suma una moderación el ritmo de crecimiento de los salarios producto de los menores ajustes que se promovieron en la última ronda de los Consejos de Salarios.

En esa línea, Carriquiry recordó que ahora el efecto de la moderación en los ajustes salariales quizás se esté dando "antes de lo previsto", y que se irá afianzando a medida que vaya transcurriendo el año, algo que ayudará a la dinámica de los no transables. Dijo que de ajustes nominales de 10% y 12% ahora la mayoría de los grupos está ingresando a una fase de alzas de 8% anual.


Populares de la sección