Analizan "juicio político" a Maduro luego de que se suspendiera el revocatorio

Existen desavenencias en la oposición respecto a cómo actuar ante la crisis económica y política

La oposición venezolana, cuyos máximos líder rehusaron un diálogo con el gobierno anunciado por el Vaticano, seguirá su estrategia para destituir al presidente Nicolás Maduro: el debate parlamentario de un "juicio político" y la protesta popular tras la suspensión del referéndum revocatorio.

La Asamblea Nacional inició este martes una sesión sobre la "situación constitucional de la presidencia", en un ambiente caldeado por las fracturas que quedaron al descubierto en la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que controla el parlamento.

"En Venezuela no se ha iniciado ningún diálogo, la agenda de la MUD sigue intacta", reiteró el excandidato presidencial Henrique Capriles, al llamar a este martes a la protesta del miércoles y a estar "pendientes" de la "histórica" sesión parlamentaria.

Dirigentes de los tres principales partidos de la MUD, como Capriles, el jefe parlamentario Henry Ramos Allup, la esposa del encarcelado Leopoldo López, Lilian Tintori, entre otros, negaron la noche del lunes el inicio de un diálogo, que poco antes había anunciado el enviado del Vaticano, Emil Paul Tscherrig.

Expuestos los desacuerdos, la MUD emitió un comunicado en el que reiteró que los objetivos del diálogo son el "derecho al voto, la libertad de los presos políticos, la atención a la crisis humanitaria y el respeto a la autonomía de poderes", al tiempo que señaló que las conversaciones deben ser en Caracas, de cara a la opinión pública.

El dirigente chavista Jorge Rodríguez, quien participa en las gestiones del diálogo, precisó por su parte la agenda del oficialismo: que la oposición deje el camino del "golpismo", la atención de la crisis económica y el respeto a los poderes públicos, al referirse al poder electoral y la justicia, a los que la MUD acusa de aliados del gobierno.

La suspensión del referéndum caldeó aún más el ambiente político en un país que sufre una severa crisis económica, con grave escasez y una inflación que el FMI calcula en 475% para este año.

Diosdado Cabello, número dos del chavismo, minimizó este martes las acciones de la MUD, al señalar que el "juicio político" no está contemplado en la Constitución y que, además, el Parlamento está declarado en desacato por la justicia y sus decisiones consideradas nulas.

Pero el jurista Jesús María Casal, consultor jurídico de la Asamblea Nacional, aseguró que en la Constitución existe la figura de la "responsabilidad política" de los altos funcionarios.

El constitucionalista José Ignacio Hernández señaló a la agencia AFP que expresamente un juicio político no está contemplado en la Constitución, pero implica una sanción política y moral.

Maduro, cuya impopularidad llega a 76,5% según la firma Datanálisis, se apresta a encabezar este martes una manifestación de sus partidarios en Caracas.


Fuente: AFP

Populares de la sección