ANCAP busca una alianza con la cementera de Godín y Lugano

Es la misma firma a la que el sindicato acusa de realizar dumping
ANCAP autorizó ayer la firma de un memorando de entendimiento con la cementera propiedad de los futbolistas Diego Godín y Diego Lugano, Cimsa (Compañía Industrial Minerales SA). Según un comunicado emitido por el ente, el objetivo del acuerdo es "analizar la posibilidad de alcanzar acuerdos comerciales para la exportación de cemento, piedra caliza y productos afines".
ANCAP advirtió que busca de esta forma "alternativas para rentabilizar su capacidad productiva y lograr la sustentabilidad de su unidad de portland".

El plazo del memorando es de 90 días, sin exclusividad, y participará también la subsidiaria de ANCAP comercializadora de portland, Cementos del Plata S.A.

A la vez, el senador Leonardo de León (Lista 711, Frente Amplio) reclamó a ANCAP invertir en el sector pórtland y a su vez que el Estado haga controles a las importaciones de ese producto, en cuanto a precios y calidad.

Su posición, que reflejó en una columna que escribió en el portal de su sector político, se dio luego del avance en el mercado de la empresa Cimsa, que últimamente importó pórtland desde Turquía y lo reenvasó en Uruguay con su marca Charrúa, según denunció la Federación de Trabajadores de ANCAP.

El senador frenteamplista entiende que ese pórtland "seguramente oculte en su producción prácticas de dumping", algo de lo que está convencido el gremio de funcionarios.
De León comentó ayer a El Observador que la planta de los futbolistas está pensada, fundamentalmente, para el mercado de Brasil.

De León entiende que una vez que las unidades de pórtland de ANCAP mejoren su performance –ese negocio reporta pérdidas que el año pasado fueron por US$ 27 millones– se podrá "complementar el sector público y el privado".

"Está bien que vengan pero que tengan controles, que haya un proceso de inversión en ANCAP y cierta protección a la industria nacional", dijo el legislador a VTV.
En su artículo, De León recordó que durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez se definió un plan estratégico con inversiones para las dos plantas de ANCAP como forma de asegurar el abastecimiento con productos de altísima calidad en el mercado nacional y regional. "Es necesario culminar con las inversiones programadas", escribió.

En este nuevo escenario –de inversiones públicas que se frenaron como las referidas al horno de la planta de ANCAP de Paysandú que requiere de US$ 128 millones, y la aparición de un nuevo jugador en el mercado– es que propuso algunas medidas.

Opinó que Uruguay debe incorporar al pórtland en la lista de productos que tienen excepciones en el Arancel Externo Común del Mercosur, por el cual se puede cobrar hasta 35% a las importaciones.
Por otro lado, impulsa que se exija que el producto que llegue al mercado local tenga la certificación de calidad que hoy solo ostenta el pórtland de ANCAP; y además propone que la obra pública esté obligada a utilizar el producto de ANCAP, como establecía un decreto del año 1937, que fue dejado sin efecto en el año 2000, cuando Jorge Batlle fue presidente de la República.


Populares de la sección