ANCAP dejó expuestas las "discordias" entre el astorismo y la 711

El FA negó ilegalidades pero las pèrdidas del ente lo dividieron
Tras meses de reproches y debates internos que incluso cruzaron a los máximos referentes del Frente Amplio (FA) sobre las pérdidas de ANCAP en el quinquenio anterior, el oficialismo se abroqueló ayer en el Parlamento para defenderse ante las acusaciones de corrupción en la gestión del ente realizadas por la oposición. Más allá de blindarse contra las denuncias, durante la sesión de más de 10 horas en las que el Senado debatió los informes generados por la comisión investigadora de ANCAP, el oficialismo traslució las diferencias sobre la responsabilidad por los resultados de la empresa.

Sobre la medianoche de ayer el FA se aprestaba a aprobar una moción en la que ratifica que en la gestión de ANCAP no hubo irregularidades y la oposición votaba otra para pasar varios antecedentes a la Justicia. Durante la sesión, el ala del FA liderada por el MPP y la lista 711 del vicepresidente de la República y expresidente de ANCAP, Raúl Sendic, insistió en vincular al equipo económico con la responsabilidad del déficit, por no trasladar costos internos de producción a las tarifas de la empresa en pos de controlar la inflación. Una de las principales quejas había sido que los aumentos salariales en ANCAP no fueron recogidos por las tarifas.

Por su lado, el astorismo reconoció "discordias" internas sobre la gestión de ANCAP, según la definición utilizada por la senadora Daniela Payseé. La parlamentaria del Frente Líber Seregni (FLS) dijo que quienes esperaban que en el Frente Amplio se abriera una "grieta" se equivocaron como la paloma del poema.

Sin embargo, abundó en críticas y "autocríticas" a los gastos de ANCAP sin financiamiento, al reclamo de la 711 de pasar los costos a tarifas y a una práctica de endeudamiento que no "guarda relación con los parámetros marcados por el Frente desde 2005".

Antes que ella, el senador de la lista 711, Marcos Otheguy, remarcó durante su intervención que el objetivo macroeconómico de contener la inflación trancó ajustes sugeridos por ANCAP. "Los malos resultados de 2012 de dos de las empresas públicas son consecuencia de acciones que el Poder Ejecutivo respaldó y no de acciones deliberadas por las empresas", dijo.

"Hubo costos que no fueron reflejados en la tarifa de ANCAP y eso tuvo consecuencias para la empresa. También es cierto que el Ejecutivo tomó medidas que tuvieron como principal intención controlar la inflación", agregó.
Otheguy además negó que los entes estén fuera de control, algo que había afirmado Astori en un cruce de cartas con Mujica. "Ningún ente se encuentra fuera de control del Estado", dijo. El legislador señaló "una dependencia presupuestal", y afirmó que el ente tuvo "la autorización del Ejecutivo para endeudarse".

A su vez, cada legislador de la oposición que pidió la palabra sumó leña al fuego interno del FA al machacar al oficialismo con las diferencias entre el ministro de Economía, Danilo Astori, el expresidente José Mujica, y Sendic.

La oposición también reclamó por la ausencia en sala del presidente del Senado, Sendic, que viajó a Cuba a participar de una feria literaria. "Me gustaría que el vicepresidente hubiera estado acá en lugar de andar leyendo libros por Cuba", dijo el senador blanco Jorge Saravia.

Las acusaciones
En el debate entre el FA y la oposición, el oficialismo negó que hayan existido ilícitos y sus representantes contestaron a las denuncias de blancos, colorados y del Partido Independiente.
El FA afirmó que los avances de los indicadores sociales y económicos alcanzados durante sus gobiernos están relacionados con el desarrollo de las empresas públicas. "Descartamos con firmeza la existencia de ilícitos y es imprescindible un relato más integrador de lo que ha aportado ANCAP a la sociedad", sostuvo Otheguy.

Los legisladores de los tres partidos opositores insistieron en las ilicitudes señaladas en los informes presentados el lunes y reiteraron que llevarán sus denuncias a la Justicia. Saravia vinculó la gestión de ANCAP con corrupción e ilícitos. El colorado Pedro Bordaberry y el legislador del Partido Independiente, Pablo Mieres, también criticaron la gestión de la empresa. "Es cierto que a ANCAP no se le reconocieron los costos internos. Pero también tiene razón Economía cuando dice que no se lo plantearon. El costo de los estacioneros era de US$ 15 millones y el agujero era de US$ 300 millones", dijo Bordaberry.

La oposición pedirá a la Justicia que investigue las comisiones cobradas por la agencia publicitaria La Diez, la contratación directa de una empresa brasileña para transportar cal, la contratación de la firma Exor en la operación de la cancelación de la deuda de ANCAP y Petróleos de Venezuela (Pdvsa), el contrato entre ANCAP y la Armada para la construcción de un remolcador, las adjudicaciones de equipamiento en las plantas de cemento y cal, y la omisión en la declaración a Aduanas.
Al cierre de esta edición seguían debatiendo. l



Populares de la sección