ANCAP descartó emitir deuda en exterior y pone énfasis en gestión

Apuntan a financiarse a nivel doméstico en pesos con apoyo del Ministerio de Economía
Las nuevas autoridades de ANCAP que asumieron hace un mes “descartaron” la emisión de un bono en dólares del ente estatal por hasta US$ 500 millones en el exterior, una alternativa que hasta fines del año era barajada con fuerza por el anterior Directorio para reperfilar el fuerte endeudamiento a corto plazo que tiene el ente petrolero.

Actualmente, la empresa está funcionando con tres directores: Marta Jara (presidenta), Juan Carlos Herrera (vicepresidente) y la directora Laura Saldanha. El restante representante oficialista, Ignacio Berti, y el delegado de la oposición, Diego Labat, aún no cuentan con la venia del Parlamento para asumir en su cargo.

El pasado viernes, una resolución de Presidencia autorizó a ANCAP a reducir de un año a tres meses la renovación de un préstamo de US$ 75 millones que el Banco República (BROU) había aprobado en marzo, “a los efectos de atender las necesidades de capital de trabajo de la empresa”.

Fuentes del ente petrolero explicaron a El Observador que esto obedece a que actualmente ANCAP está trabajando junto a la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas en una “nueva estrategia” de financiamiento –que quedará resuelta en el correr del segundo semestre– y que tiene como objetivo “pesificar” el endeudamiento de la empresa y estirar sus plazo de repago.

A junio del año pasado, el ente tenía US$ 655 millones de créditos vigentes con instituciones financieras a plazos que no superan los 12 meses. Su pasivo en dólares era de unos US$ 1.136 millones. La elevada dolarización de su deuda fue una de las razones que estuvo detrás de las fuertes pérdidas que tuvo el ente en los últimos años, ya que la empresa tiene sus ingresos en pesos.

ANCAP dio pérdidas por US$ 602 millones entre 2011 y 2014. El 2015 no será la excepción, ya que rondarán entre US$ 150 millones y US$ 200 millones, según las proyecciones que han realizados jerarcas del gobierno y la oposición. La posibilidad de emitir un bono en dólares a 10 años de plazo en el exterior había cobrado fuerza el año pasado cuando la empresa era presidida por José Coya. De hecho, el ente ya había seleccionado entidades financieras –Citibank y BNP Paribas– para estructurar esa emisión por hasta US$ 500 millones.

Llamado para el gerente general
El Directorio de ANCAP aprobó el pasado jueves el llamado público para la contratación de un gerente general, un cargo que apunta a reforzar el gobierno corporativo del ente. Según supo El Observador, la convocatoria habilita a que los postulantes puedan ser internos (del propio ente) como externos. En febrero, la empresa realizó un llamado para ocupar la gerencia financiera, que desde marzo desempeña el exgerente de la división Contaduría del Banco Hipotecario del Uruguay (BHU), Gustavo Mayola.


“No estamos manejando la posibilidad de emitir en el exterior porque la situación patrimonial no es la mejor y se pagaría una tasa de riesgo alta. Estamos trabajando con la Unidad de Gestión de Deuda (del MEF) para pesificar y estirar la deuda a más largo plazo, cosa que los índices financieros y de liquidez de ANCAP mejoren”, explicaron las fuentes.

La empresa espera tener para fines de este año una “nueva estructura financiera” que le permita reducir su exposición al tipo cambio y mejorar el ratio de deuda en relación a su patrimonio.

Mejora de gestión


Uno de los puntos donde las nuevas autoridades están “haciendo foco” es la mejora de la gestión del ente en sus distintas unidades de negocio y en la definición de un nuevo gobierno corporativo.

“Hay que trabajar mucho en la tema gestión interna. Darle fortalezas a ANCAP para que pueda manejar sus negocios adecuadamente. Por eso es clave mejorar su gestión”, indicaron los informantes.

Las nuevas autoridades de ANCAP están realizando una diagnóstico de “todas” las unidades de negocio que la empresa maneja, para analizar “qué gobernanza” es la más adecuada para su gestión, dijeron las fuentes. ALUR, CABA, Cementos del Plata, e incluso la petroquímica instalada en Argentina Carboclor, están bajo la lupa.

En el último trienio esa compañía acumuló pérdidas por US$ 16,4 millones. La empresa sigue manejando dentro del menú de opciones que alguna de sus subsidiaras pueda salir el mercado de capitales a realizar emisiones –como ya lo hizo Ducsa– para costear inversiones. “Es la misma estrategia que está utilizando UTE para realizar el tendido de algunas líneas de transmisión, aprovechar el capital privado”, indicaron.

Populares de la sección