ANCAP: medida del sindicato es "desproporcionada"

La empresa reafirma que continuará implementando una reestructura, pese a rechazo de los trabajadores
Ante el paro anunciado por el sindicato de ANCAP para el próximo lunes 24 de abril, en reclamo del mantenimiento del servicio médico de los trabajadores y contra la reestructura de la industria cementera, la empresa "reafirma que seguirá implementando los planes trazados por su Directorio", según expresa un comunicado difundido este viernes por el ente.

La paralización de la Federación de Trabajadores de ANCAP (Fancap) será de 24 horas e incluirá una concentración en la refinería de La Teja y una movilización hacia el Consejo de Ministros, que se realizará en el club Progreso. Además, los trabajadores resolvieron dejar de hacer horas extra sin cambio de horario desde el próximo 2 de mayo hasta el 7 de mayo y decretaron otro paro nacional de 24 horas para el jueves 5 de mayo.

En respuesta a la postura de Fancap, la empresa manifiesta que "las medidas gremiales ya han ocasionado un retraso de un mes con respecto al cronograma inicial y ante el anuncio de nuevas medidas, lamentamos que se acumulen mayores atrasos que le cuestan al país aproximadamente US$ 1 millón por semana".

ANCAP considera que la resolución del sindicato "de escalar medidas tan onerosas para la sociedad en su conjunto" es "desproporcionada". Según se expresa en el comunicado, el ente petrolero "continúa abocada a atender las reivindicaciones de los trabajadores y se ha avanzado en muchos frentes, como menciona Fancap en su última resolución".

Sin embargo, la visión de los trabajadores es otra. La resolución de la que habla ANCAP, de hecho, sostiene que se sigue "sin lograr avances que vislumbren soluciones a corto plazo a favor de nuestras reivindicaciones".

Pórtland

La industria del Pórtland está en el centro del conflicto entre el directorio y el sindicato. Mientras que la empresa pretende emprender una "reestructura agresiva" que permita equilibrar sus finanzas, los trabajadores reclaman que se concrete la instalación del tercer horno de la planta de Paysandú y expresaron que evitarán "por todos los medios" que la empresa se deshaga del mismo.

Por ello, Fancap amenazó con ocupar las plantas de Paysandú en caso de que se concrete la venta. Ante esa medida, ANCAP reafirmó que "continúa ejecutando el plan de sustentabilidad de la división de cemento Portland ya anunciado, tendiente a reducir sus costos operativos y alcanzar el punto de equilibrio" y agregó que ""las reestructuras que lleva adelante (la empresa) apuntan no solamente a que la eficiencia genere mejores resultados financieros, sino a que permita un trabajo de mejor calidad".


Populares de la sección