ANCAP perdió US$ 16,5 millones en tres años con negocio argentino

Petroquímica Carboclor tuvo el peor año y completó su tercer ejercicio consecutivo en rojo
La actividad de producción y comercialización de petroquímicos que ANCAP tiene en Argentina cerró el 2015 con su peor resultado desde el 2003, año en que empezó sus operaciones. Según el balance al que tuvo acceso El Observador, el negocio arrojó en el ejercicio pasado pérdidas por US$ 7,4 millones. De esa forma, la empresa completó tres años consecutivos con números en rojo, luego de que en 2014 la pérdida fuera de US$ 5,5 millones y en 2013 de US$ 3,5 millones.

Si se analiza el trienio, las pérdidas acumuladas por la empresa ascienden a los US$ 16,4 millones. El período más favorable fue entre 2006 y 2012 cuando obtuvo ganancias por US$ 5,9 millones, pero esa racha se cortó a partir de 2013.

La viabilidad del negocio ha sido hasta ahora defendida por la mayoría de las autoridades que han pasado porANCAP, basados en el potencial de desarrollo del emprendimiento y en la posibilidad que la petrolera estatal tenga un posicionamiento regional, además de la terminal portuaria que posee en Campana que es su principal activo. Ese interés quedó de manifiesto, por ejemplo, en el período anterior de gobierno, cuando el directorio del ente encabezado por el entonces presidente José Coya decidió capitalizarla.

El balance sostiene que el año 2015 cerró con pérdidas mayores a las del ejercicio anterior, pero con un desempeño operativo "mejor". En este sentido, da cuenta que los resultados negativos del año pasado se componen principalmente por el alto costo financiero, producto del nivel de endeudamiento que se arrastra de años anteriores donde la performance industrial "no fue buena". A eso se suma que en 2014 hubo medidas regulatorias que afectaron el negocio, por lo que se necesitó tomar financiamiento para las inversiones y capital de trabajo.

Eso determinó "un muy fuerte endeudamiento de corto plazo a costo muy elevado, impactado por una demora en el aporte de capital del accionista controlante previsto para el primer semestre de 2013", dice el balance. Los ingresos totales por venta de productos y prestación de servicios alcanzaron el año pasado la suma de US$ 88,5 millones, de los cuales US$ 73,5 (83%) corresponde al mercado interno y

US$ 15 millones (17%) a exportaciones a mercados regionales y Estados Unidos. "El mercado interno se encontró deprimido, producto del estancamiento de la economía. La industria se contrajo, la baja fue generalizada en casi todos los sectores, pero el mayor impacto para el negocio está dado por el sector automotriz que impacta sobre las industrias aguas arriba", explica Carboclor.

En relación al mercado externo, el 2015 terminó con exportaciones por 14.748 toneladas, por un valor FOB de US$ 14 millones, de los cuales el 90% correspondieron a alcohol isopropílico. "A partir de la desaceleración de China, un aumento constante de la producción de petróleo y una demanda estable, se generó un superávit de este recurso que provocó una caída de precios de los crudos de referencia, WTI y Brent, arrastrando a todos los productos derivados", dice el balance.

Según se explica, eso provocó que accedieran a la región productos de Asia con precios "muy competitivos". Además, a un contexto externo de baja demanda y precios a la baja durante todo el año, se sumó el atraso cambiario y pérdida de competitividad, que tuvo como resultado una caída de 30% en el volumen de las exportaciones respecto a 2014.

Inversiones

Las inversiones realizadas el año pasado fueron por algo más de US$ 6,4 millones, y según la empresa cuentan con un análisis de "factibilidad, viabilidad y conveniencia". Las inversiones son una clara muestra de Carboclor de asegurar el crecimiento, enfocados en generar alianzas y asociaciones estratégicas, diversificando operaciones, ampliando la oferta comercial de productos y mejorando el desarrollo logístico para atender las demandas locales y regionales", sostiene la empresa.

Una empresa con multiservicios

Carboclor tiene su base en Campana (provincia de Buenos Aires) y es propiedad en 75% de Ancsol SA (la firma que tiene ANCAP en Argentina) y 25% de las acciones pertenece a privados y cotizan en la Bolsa porteña. Sus negocios se concentran en la producción de solventes oxigenados, aromáticos y alifáticos, que se utilizan en la industria de pinturas, cosmética, agroquímica y elaboración de naftas. Además, ofrece servicios de almacenaje y logística en el puerto de esa localidad bonaerense. En 2007 el ente manejó la posibilidad de vender su participación pero luego se descartó.



Populares de la sección

Acerca del autor