ANCAP vuelve a perder por suba de dólar y el negocio del pórtland

La petrolera registró un rojo en su balance de US$ 198 millones en 2015
ANCAP volvió a consolidar pérdidas millonarias en 2015, pero registró una mejoría respecto a lo observado en el ejercicio anterior (US$ 324 millones) y cerró con rojo de US$ 198 millones, con un fuerte impacto de la variación del tipo de cambio asociado a la elevada deuda en dólares a la que está expuesta el ente. Por otro lado, el resultado operativo volvió a mostrar un comportamiento negativo, influenciado por la incidencia de los negocios de portland y cal.

El año pasado el resultado operativo del ente fue negativo en US$ 108 millones. Esa cifra toma en cuenta el deterioro del valor de los activos que registran los negocios de portland y cal que totalizan un negativo de US$ 183 millones, a partir de los ajustes contables realizados el año pasado.

Sin embargo en la presentación pública realizada ayer por ANCAP se destaca que las operaciones realizadas por la empresa sin incluir los ajustes contables generaron un superávit de US$ 27 millones, "con lo cual se revierte la tendencia negativa de los últimos años", se informó. Buena parte de ese superávit está influenciado por el costo de ventas que fue 19,5% menor al registrado en el ejercicio anterior, producto de la caída en el precio del crudo que no fue trasladada al precio de venta al público de los combustibles.

No obstante, el superávit de US$ 27 millones no fue suficiente para afrontar los costos financieros que el año pasado arrojaron pérdidas por US$ 218 millones. Si bien la empresa obtuvo una ganancia de US$ 78 millones por la cancelación anticipada de la deuda con PDVSA, hubo otros dos elementos vinculados al endeudamiento que jugaron de forma negativa. Uno fue los intereses que debió pagar la empresa por US$ 42 millones y el otro fue el aumento del dólar (22,7%) que incrementó –al medirla en pesos– los pasivos de ANCAP. Esa diferencia de cambio hizo que el ente perdiera US$ 247 millones.

Uno de los datos preocupantes del balance de ANCAP es el ratio de liquidez corriente. El resultado de ese indicador da un indicio sobre la situación financiera de corto plazo de la empresa. Un resultado de 1,5 significa que, a la fecha de cierre del balance, hay $ 1,5 por cada $ 1 de deuda corriente. En el caso de ANCAP, el ratio del balance de 2015 es de 0,8, por lo que su activo corriente no es suficiente para cubrir su pasivo a menos de 12 meses de vencimiento. Eso se desprende del pasivo no corriente que era de US$ 702 millones y del activo corriente que sumaba US$ 577 millones.

La presidenta de ANCAP, Marta Jara, dijo ayer que los números muestran que se revirtió "una tendencia" respecto a años anteriores, producto de medidas de gestión que se están llevando adelante y que se ven en "la mejora" de los resultados 2015 comparados con los de 2014. "Los negocios de ANCAP son capaces de generar un flujo positivo. Sin embargo los costos financieros son un peso muy fuerte. En la medida que seamos exitosos en gestionar mejor la deuda y podamos darnos una ayuda con la mejora de resultados operativos vamos a lograr equilibrar mejor esos números" afirmó.

Actualmente ANCAP está trabajando junto a la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas en una "nueva estrategia" de financiamiento –que quedará resuelta en el correr del segundo semestre– y que tiene como objetivo "pesificar" el endeudamiento de la empresa y estirar sus plazo de repago.

Por otra parte, consultada sobre los negocios del portland y la cal, Jara reconoció que "se debe poner foco" en ellos porque hay "grandes oportunidades". Sobre el negocio de la cal apuntó a que hay un contrato con Brasil para el que se necesita "mejorar el desempeño". "No los vemos como puntos rojos, los vemos como oportunidades", insistió.

En tanto, la evolución del Ebitda (resultado bruto de explotación antes de intereses e impuestos, y depreciaciones) tuvo en 2015 un flujo operativo positivo de US$ 80,5 millones (sin incluir el deterioro del negocio del portland) por primera vez desde el 2011. Si se incluye el ajuste vinculado al negocio del portland el Ebitda es negativo en US$ 54,5 millones.

Baja de ingresos
Los ingresos brutos totales bajaron 3% debido a la reducción de las exportaciones –que disminuyeron 40%–, y los ingresos netos cayeron 11 % por aumento de los márgenes de distribuidoras y estaciones de servicio, así como del Impuesto Específico Interno (Imesi). En el mercado interno, la facturación fue similar en pesos corrientes a la del año anterior, con un volumen vendido de gasolinas 6% mayor y de gasoil 1% menor. El total de productos que se vendieron en el mercado interno se incrementó 1,4 %, pero los precios de los combustibles fueron 2% inferiores a 2014 en promedio, según ANCAP.

Inversiones

Durante la presentación realizada en la sede de ANCAP, Jara indicó que en 2015 se cumplió con el 90% de los compromisos de gestión asumidos y en algunos casos las metas fueron "superadas". No obstante, reconoció que si bien se avanzó en una reducción de 11% de las horas extras, la meta era de 20%.

En relación a las inversiones de futuro, apuntó a que la empresa tiene que "seguir invirtiendo porque la compañía necesitar mantener su sustentabilidad", pero "siempre teniendo en cuenta el límite de recursos" establecidos por el Poder Ejecutivo. Además, dijo que cada inversión a realizar debe tener un "análisis riguroso y técnico". "Es importante tener una visión de los riesgos, de cómo los vamos a mitigar y un seguimiento muy disciplinado de cómo se llevan a cabo (las inversiones) para asegurarnos que sean rentables", culminó Jara.

Populares de la sección