ANEP garantiza cupos a inscritos en ciclo básico

Crearán grupos más grandes o readecuarán salones para tener lugar

El gobierno está decidido a darle lugar a todos aquellos jóvenes que entre diciembre y la primera semana de febrero concurrieron a inscribirse en ciclo básico de Secundaria y UTU, y por la razón que sea no encontraron lugar. El garantizar que todo adolescente esté en un centro educativo "es un compromiso no solo de UTU o de ANEP, es un compromiso del gobierno", dijo a El Observador el consejero del Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP –UTU), Miguel Venturiello, en referencia a la meta que se puso el presidente Tabaré Vázquez al asumir su mandato.

El 1º de marzo de 2015 en su discurso de asunción, Vázquez marcó como objetivo llegar a 2020 con el 100% de los jóvenes de hasta 17 años en el sistema educativo. Año a año cuando comienzan las inscripciones en UTU, esta meta parece alejarse. Las largas colas para conseguir lugar y la cantidad de jóvenes que quedan en lista de espera dan cuenta de ello. El año pasado, a una semana de iniciadas las clases 1.200 adolescentes todavía estaban esperando por un lugar en el ciclo básico de UTU.

Las inscripciones para 2017 tuvieron la novedad de que también hubo falta de cupos para jóvenes que querían estudiar ciclo básico en Secundaria. Según señaló a fines de diciembre la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), la causa es el nuevo sistema de inscripción en ciclo básico que ideó el Codicen para los alumnos que egresan de Primaria. El sistema, que funciona a través de la plataforma Gurí que utilizan las escuelas, prevé que los alumnos de sexto de Primaria se preinscriban antes de egresar, vía internet, en el liceo o UTU que quieran. En los últimos días de diciembre o primeros de febrero debían concurrir al centro educativo elegido para confirmar la inscripción. El plazo para realizar este trámite vence este viernes 10 de febrero.

Con esa preinscripción las autoridades de ANEP diseñaron los grupos y definieron los cupos para cada liceo y escuela de UTU. Sin embargo, no previeron lugar para los alumnos repetidores de primer año de ciclo básico, ni para los adolescentes que egresan de primaria en colegio privado y quieren cambiarse al sistema público, ni para aquellos cuyo pase a segundo de ciclo básico se definirá este mes cuando rindan los últimos exámenes. Eso causó desorden en diciembre. Ahora las autoridades trabajan para dar solución a todos.

Lea también: Peligra el inicio de cursos por "caos" en inscripciones

Laura Motta, consejera del Codicen, dijo a El Observador que según los últimos registros analizados las dificultades alcanzaron al 1,5% de las inscripciones. Señaló que esos casos se están atendiendo de forma individual.

UTU

"A partir del viernes 10 cuando cierra el período de inscripciones (para ciclo básico), vamos a ver cuántos quedan en stand by y buscar las soluciones. No vamos a dejar a nadie afuera. De alguna forma o de otra vamos a darles respuesta", señaló Venturiello. Indicó que eso incluye a alumnos que provengan tanto de liceos públicos como de privados.

El principal obstáculo que las autoridades de UTU visualizan para poder dar respuesta a todos los jóvenes que quedan sin lugar en cualquiera de sus ofertas es la falta de presupuesto. Sin embargo, Venturiello aseguró que esta vez se buscarán los mecanismos necesarios para dar las soluciones. Entre ellos mencionó la readecuación de los salones, el traslado de un local a otro que tenga menos alumnos y la conformación de grupos de estudiantes más grandes. El año pasado se llegaron a crear grupos de hasta 33 alumnos. Venturiello indicó que si se agotan todos los recursos en UTU y todavía hay chicos sin lugar, otra solución será que cursen en un liceo.

El consejero prefirió no adelantar cifras de cuántos jóvenes están en lista de espera hasta el momento. Sin embargo, la semana pasada en una reunión bipartita que los consejeros del CETP mantuvieron con el sindicato, las autoridades comunicaron que con las nuevas inscripciones la matrícula en ciclo básico de UTU creció 7%, lo que equivale a unos 9.400 alumnos, dijo a El Observador Juan Pérez, presidente de la Asociación de Funcionarios de UTU (Afutu).

Secundaria

La directora del Consejo de Educación Secundaria (CES), Celsa Puente, también dijo que en los liceos "va a haber lugar para todos".

"Después del 10 de febrero cuando termina el período de inscripción, vamos a resolver perfectamente todas las inscripciones y pases", añadió. Puente informó que desde el 6 de febrero el CES inauguró una aplicación, denominada Pases, para que padres y/o estudiantes puedan pedir su cambio de liceo de forma virtual. El interesado puede fijarse si en el liceo que le interesa hay lugar, luego tiene que ir hasta el centro con la cédula de identidad y realizar la inscripción.


Bachillerato y carreras terciarias

El lunes 6 de febrero iniciaron las inscripciones para las carreras técnicas terciarias de UTU. En algunas escuelas también se registraron largas colas. En la escuela de La Blanqueada más de 200 personas hicieron fila para conseguir un lugar en Tecnicatura en Administración. Sin embargo, la mayoría se quedó sin lugar ya que había solamente 70 cupos dijo a El Observador, Alejandra, una de las jóvenes que desde las 5.30 de la mañana hizo cola. El consejero Miguel Venturiello dijo que como la inscripción para las carreras terciarias empezó recién el lunes, la situación todavía no se ha analizado. A su vez, señaló que UTU no está en condiciones de garantizar lugar para todos los interesados en los cursos de bachillerato. Indicó que en bachillerato audiovisual y en el gastronómico es donde hay más jóvenes esperando por un lugar. La falta de cupos también se debe a que no hay equipos ni talleres para tantos estudiantes, agregó.



Populares de la sección