Annie Leibovitz: la vida a través del lente

Alguien dijo que la fotografía consiste en 1% de talento y 99% mover muebles..pero en el caso de Annie Leibovitz ni su carrera , portfolio o procesos son los de cualquiera.

Vamos! Piensen en alguien cool, poderoso o talentoso, y si: hay altas probabilidades que haya sido objetivo del lente de Annie Leibovitz. O dicho de otra forma: si hay una foto tuya firmada por ella, es que has hecho algo significativo en tu vida o en tu profesión.
Fue la primera mujer que el Smithsonian expuso en la Galería Nacional de Retratos de Washington D.C. y la última en retratar a John Lennon,horas antes de ser asesinado, solo para empezar. Es sin duda la fotógrafa más conocida del mundo, la mejor pagada y, con diferencia, la mejor conectada. No hay estrella de Hollywood ni político con la debida proyección –desde George W. Bush hasta Barack Obama pasando Mijaíl Gorbachov, Richard Nixon, Nelson Mandela y la reina Isabel II– que no haya pasado, antes o después, por el objetivo de Leibovitz.
Cada foto es un fragmento de película: por lo que cuenta, por las interpretaciones que permiten, por lo conceptuales, sin mencionar la estética muy personal,  y en cuanto al armado o la luz de cada toma, generando tomas sobrias e íntimas que dicen mucho de cada personaje.
Annie naciò en Connecticut, 2 de octubre de 1949 tercera hija del matrimonio compuesto por Samuel Leibovitz, un Teniente Coronel de las Fuerzas Armadas, y Marilyn Heit Leibovitz, una instructora de danza contemporánea. Las labores militares de su padre obligaban a Annie y a sus cinco hermanos a mudarse frecuentemente. Esa mezcla de conocimiento de geografías y personas con herencia artística sin duda influyó en su forma de interpretar el mundo, y tal vez, dejarlo plasmado en la memoria. Su interés por la fotografía surgió en un cuarto oscuro de la base aérea Clark, ubicada en Filipinas, donde su padre fue destinado durante la Guerra de Vietnam. Por varios años continuó desarrollando sus habilidades fotográficas mientras trabajaba en diferentes lugares, incluyendo una temporada en un kibutz israelí en 1969, lugar en el que participó en una excavación arqueológica en el templo del rey Salomón. 
A los veinte años ya era una fotógrafa consumada, y a su retorno a los EEUU fue contratada por la revista Rolling Stone como jefa del departamento de fotografía No le hizo falta someterse a peliagudas pruebas para acceder a su puesto. Le bastó con enseñar su portfolio al director de la revista. Allí trabajó por 10 años se codeó con toda la plana mayor del rock y firmó 142 cubiertas, además de seguir  a la banda de los Rolling Stones en giras y fotografiarlos en su día a día. De ese período también se llevó, además de anécdotas como para una enciclopedia, una adicción a la cocaína.

Su primera etapa la vi en persona en una muestra en el MoMa (en el año 1994!) e impactaban, cautivaban, maravillaba cada personaje, con su mirada, escenografía, luz, toda la composición ayudaba a generar el clima.

 

Después de trece años al frente del departamento de fotografía de la revista musical, trabajó paraVanity Fair y Vogue, para finalmente convertirse en la fotógrafa independiente más solicitada y más cotizada del mundo. Ha fotografiado a los personajes más relevantes de la historia reciente, y fue contratada por la mismísima Reina de Inglaterra para que la retratase. De hecho fue una producción compleja que incluyó un pedido para que la reina se sacara la corona, la BBC asumiera un desplante que no hubo, y luego pidiera disculpas formales a ambas partes. El resultado son unas fotos espectaculares de una riqueza visual acorde a las circunstancias.

En 1988 recibió el premio Clio por la campaña publicitaria de American Express.

 

2005, la revista American Photo la nombró la fotógrafa más influyente de nuestros tiempos. En mayo de 2013 fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y HumanidadesLa propia Annie Leibovitz se terminó convirtiendo en una figura célebre, tanto por su trabajo como por su relación sentimental con la novelista y ensayista estadounidense Susan Sontag, de la que fue amante desde 1989 hasta la muerte de ésta en 2004.Esta relación la llevó a convertirse en un icono para diversos movimientos feministas, que vieron en Leibovitz un ejemplo de independencia, fuerza y creatividad.

Desde 1983, Leibovitz ha trabajado como retratista de la revista estadounidense Vanity Fair, llegando a recibir hasta 2 millones de dólares anuales por ello.
Desde el año 1995, Leibovitz tiene la misión de retratar a los actores y actrices que aparecen en The Hollywood issue, una edición que Vanity Fair publica en marzo de cada año con retratos de los actores más destacados de Hollywood
En octubre de 2006, se exhibió el documental Annie Leibovitz: una vida a través del lente, el cual fue dirigido por la hermana menor de Annie, Barbara. En él se mostraban escenas íntimas de la vida de la fotógrafa, además de entrevistas a diversas celebridades que posaron para ella.
A fines de julio de 2007, la marca de accesorios de moda Louis Vuitton realizó una campaña publicitaria con Leibovitz como fotógrafa. Las celebridades que participaron aquella ocasión fueron los tenistas André Agassi y Steffi Graf, la actriz Catherine Deneuve y el político Mijaíl Gorbachov, quien posó en el asiento trasero de un auto con los restos del Muro de Berlín al fondo. Meses más tarde, otras personalidades del espectáculo que posaron para Annie fueron el guitarrista de The Rolling Stones, Keith Richards, el actor Sean Connery, el cineasta Francis Ford Coppola, la hija de éste, Sofia, la modelo francesa Laetitia Casta, y los astronautas Buzz AldrinJim Lovell y Sally Ride.
Para Vogue ha hecho infinidad de producciones, unas de las más relevantes fue con Michelle Obama a pocas semanas de asumir como primera dama del país.
Si se quiere profundizar en su obra, puede adquirir por U$S 2.500 el último libro editado por Benedikt Taschen para la colección SUMO. Redactado por un equipo de notables como Steve Martin, actor, Hans Ulrich Obrist ,el director de la division de proyectos internacionales de la Serpentine Gallery, Graydon Carter, editor de Vanity Fair, y Paul Roth, director del Ryerson Image Centre en Toronto.
Edición limitada de 10.000 ejemplares numerados y firmados. Disponible en edición de coleccionista (n.º 1.001-10.000) y edición de Arte (n.º 1-1.000) con una lámina fotográfica de gran calidad autografiada por Annie Leibovitz. 
Ambas ediciones incluyen un atril diseñado por Marc Newson, 476 páginas, disponible con 4 opciones de sobrecubiertas.
Pueden ver una selección de fotos increíbles de su carrera en este link
 

Comentarios

Acerca del autor