ANTEL, Oca y Paganza entre los interesados en apps para taxis

En octubre estarán operativas las plataformas para pagar con el celular

Desde hace un tiempo ya, el gobierno trabaja para que los taxis incorporen otras modalidades de pago además del efectivo. Pese a que ya existen algunas alternativas, por ahora su uso es marginal.

Se busca, entonces, generar las condiciones para que otras opciones se vuelvan más atractivas al momento de abonar y así los pasajeros abandonen el dinero contante y sonante para el pago de ese medio de transporte.

Con ese objetivo se recorren diferentes caminos de manera simultánea.

Por un lado, el Ministerio de Economía (MEF) confía en que durante octubre estarán disponibles entre tres y cinco aplicaciones distintas que permitirán pagar un viaje en taxi sin la necesidad de que haya dinero en efectivo de por medio.

La apuesta es que el usuario disponga de una oferta nutrida de aplicaciones, y que sea él quien elija cuál prefiere. Luego será cuestión de descargar esa app, crear una cuenta y que esa cuenta esté vinculada a un medio electrónico de pago para abonar de esa manera por el trayecto.

Al otro lado de la mampara, en tanto, se busca que los taxistas tengan una única plataforma para realizar la liquidación del viaje, que se pueda conectar a cualquiera de estos desarrollos. Para el conductor, en tanto, la exigencia se limita a contar con un teléfono celular.

Por ahora, quienes participaron de las reuniones con el MEF y han manifestado su interés en llevar adelante un desarrollo de este tipo son ANTEL (a través de su billetera electrónica Bits), Montevideo Comm, IN Switch, OCA Cel, Paganza y Handsoft, enumeró el coordinador del programa de inclusión financiera de la cartera, Martín Vallcorba.

El jerarca destacó que no será necesario que el usuario tenga un teléfono inteligente (esto es, con acceso a internet) para poder usar una de estas soluciones, sino que podrá acceder incluso desde dispositivos menos sofisticados.

Otras opciones

Además del desarrollo de estas aplicaciones, el MEF sigue manteniendo reuniones con la Intendencia de Montevideo para que la tarjeta STM –el plástico disponible para abonar viajes en el Sistema de Transporte Metropolitano– también sirva para pagar por un taxi.

En este caso, explicó Vallcorba, el objetivo es que esté disponible para antes de fin de año. La idea es que primero se instale la posibilidad de pagar a través de las aplicaciones para luego, con eso ya difundido, largar la alternativa de la STM.

Para recibir esa tarjeta el auto tendrá que contar con un POS (point of sale, por su sigla en inglés, aparato por donde pasa el plástico para efectuar la operación).

La existencia de estas terminales en los vehículos permitiría que el pasajero, en caso de así desearlo, pagara con otros medios, como tarjeta de débito, de crédito o una prepaga. Lo que se quiere es que haya una “amplia gama de opciones de pago” para empezar a erosionar el reinado del efectivo, sostuvo Vallcorba.

Medida anunciada en marzo

A fines de marzo de este año el gobierno anunció que en 30 días el dinero en efectivo se eliminaría tanto de las estaciones de servicio como de los taxis. Un mes y medio después –y con algunas marchas y contramarchas– la medida comenzó a adoptarse de manera gradual en las estaciones. Sin embargo, la iniciativa no corrió la misma suerte entre la flota de taxímetros.

Al momento de comunicar la decisión en marzo, el ministro de Economía, Danilo Astori, había indicado que el uso de la tecnología de POS ya estaba extendido en las estaciones de servicio y que en el entorno de 2.000 automóviles con taxímetro (en Montevideo son casi 3.000 los taxis) también lo utilizaban. “El tema es eliminar el uso de efectivo en estas transacciones, sea por la vía que sea”, había agregado Astori.


Populares de la sección

Acerca del autor