Antes de empezar, en el FA ya dan por cerrado debate por Rendición

Los sectores asumen que hay escaso margen para modificaciones
Mientras el gobierno ultima los detalles del articulado de la próxima Rendición de Cuentas, en el Frente Amplio advierten que, más allá de chisporroteos puntuales, el texto logrará consenso en la interna del oficialismo durante el proceso parlamentario.

Fuentes del gobierno, del Movimiento de Participación Popular (MPP) y del astorismo consultadas por El Observador afirmaron que no hay mucho margen para introducir modificaciones a los planes presentados esta semana por el ministro de Economía, Danilo Astori, en la orgánica del FA y a los legisladores del partido de gobierno.

Los consultados reconocieron que en el Frente Amplio es frecuente el debate impositivo en estas instancias. Pero señalaron que la aplicación del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los premios de los juegos de azar y el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) a la banca de quinielas es una carta jugada por el equipo económico para responder a demandas de los comunistas, la Liga Federal y el MPP.

De hecho, estos tributos habían sido un compromiso asumido durante la Rendición de Cuentas anterior.

Además, los impuestos deben contar con iniciativa del Poder Ejecutivo, por lo que el tema se cerrará una vez el texto ingrese al Parlamento antes del 30 de junio.
Astori ya anunció que el aumento del gasto será de US$ 172 millones. De ese dinero, US$100 millones fueron diferidos del año pasado, US$ 62 millones serán para la educación y US$ 10 millones para pagar la primera cuota a los funcionarios judiciales por un conflicto salarial que mantienen con el Estado.

En todo caso, según las fuentes, las diferencias pueden surgir en artículos puntuales pero no serán discrepancias de fondo y pasarán más que nada por eventuales reasignaciones de gasto.

Entre dirigentes del Frente Amplio incluso circula la información de que el Ministerio de Economía enviará la Rendición de Cuentas al Parlamento la semana próxima, varios días antes del límite al plazo constitucional.

El ministro Astori presentó este martes y miércoles los lineamientos de la próxima Rendición de Cuentas al Frente Amplio. Las fuentes del Poder Ejecutivo señalaron que al texto le faltan detalles y será remitido al Poder Legislativo ni bien esté pronto.

Astori ya anunció que el aumento del gasto será de US$ 172 millones. De ese dinero, US$100 millones fueron diferidos del año pasado, US$ 62 millones serán para la educación y US$ 10 millones para pagar la primera cuota a los funcionarios judiciales por un conflicto salarial que mantienen con el Estado.

El presupuesto educativo llegará así a un equivalente de 5% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras la demanda histórica de la izquierda es alcanzar el 6% del PIB. Además de los impuestos a los juegos de azar, el gobierno también impulsará un incremento en la tasa consular que aumentará un punto para el Mercosur (3%) y tres puntos para los bienes extrazona (5%).

El gobierno cuenta con los votos para los cambios impositivos porque, pese a estar en minoría en Diputados, el legislador de Unidad Popular, Eduardo Rubio, afirmó que acompañará esas iniciativas.


Populares de la sección