ANV desaconseja más beneficios para garajes en vivienda social

Titular de ANV entiende que tenderían a subir los precios, lo que complicaría más el acceso
La Agencia Nacional de Vivienda (ANV) considera que el reclamo que hacen los promotores privados para extender los beneficios impositivos de la ley de vivienda de interés social (VIS) para la construcción de una mayor plaza de garajes en edificios no debería ser hoy una "prioridad" porque eso iría en contra del objetivo que pretende el organismo de apostar a una baja en los precios de venta de los inmuebles, que cada vez se alejan más de las posibilidades de las familias que aún no tienen una solución habitacional.

"Es una decisión que deberá tomar el Ministerio de Vivienda. ¿A qué obedece que solo se tome lo exigible? A que la idea es solo generar viviendas. Si uno a la vivienda la ata con una plaza de estacionamiento, ese precio de vivienda tiene automáticamente un incremento importante en su costo. Esas son valoraciones de sensibilidad", dijo al El Observador el presidente de la ANV, Francisco Beltrame.

La Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay (Appcu) viene insistiendo ante el Ministerio de Vivienda para que amplíe los beneficios fiscales para los proyectos VIS para la construcción de estacionamientos en los mismos predios.

Por disposición de la Intendencia de Montevideo (IM), los proyectos VIS están obligados como mínimo a construir una plaza de estacionamiento cada dos unidades que tenga el edificio como una manera de buscar soluciones a la falta de espacio para los vehículos.

En la otra vereda, la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) no autoriza a los promotores a construir más estacionamientos del mínimo que exige la legislación de la comuna. Según había informado a El Observador el asesor financiero de Appcu, Alfredo Kaplan, la gremial planteó al gobierno que,por ejemplo, un edificio de 20 apartamentos pueda contar con 10 garages con los beneficios fiscales de la VIS como forma de incentivar la construcción de estacionamientos, algo que, por ahora, no tuvo eco dentro del Ejecutivo.

¿El estacionamiento pasa a ser un elemento imprescindible en la vivienda como para que incremente US$ 20 mil en el valor de la unidad? Esas son las preguntas que hay que formularse. Esa diferencia es más que el ahorro exigible para la compra de vivienda", argumentó Beltrame.

Alza de tasas


El titular de la ANV reconoció el impacto que tuvo el ajuste en las tasas de interés que los bancos realizaron el año pasado para el financiamiento de créditos hipotecarios. El Banco Hipotecario, el principal jugador del mercado, llevó de 6% a 7% su tasa de interés anual en unidades indexadas. "Hubo un aumento claro en las tasas de interés que ha implicado un aumento de la cuota en el orden del 20%. Eso no es menor. Si a eso añaden un componente que encarece el producto, más lo aleja de la posibilidad de acceso. Por eso la discusión del estacionamiento tiene que ver con eso. Más allá que podemos discutir de la necesidad para la ciudad", reconoció Beltrame.

De todas formas, el jerarca realizó algunas precisiones. "El costo del dinero es el costo del dinero. Cuando se reclama (por algunos promotores) una baja en la tasa de interés, eso nos puede retrotraer a política en las cuales el BHU le prestaba a todo el mundo a una tasa del 2%, así se tratase de una vivienda muy humilde o una construcción más que suntuosa, subsidiando a todos por igual", recordó el jerarca.

Descentralización

El presidente de Appcu, Eduardo Steffen, había dicho que uno de los aspectos negativos de los topes que puso el gobierno a las VIS del interior y al 25% de las unidades que se comercializan en Montevideo era la "concentración" de las VIS en la capital con una participación del 70%, seguido por Maldonado (11%), mientras que hay seis departamentos que no contaba aún con ninguna iniciativa tras cuatro años de vigencia del régimen. "Estoy tratando de buscar información respecto a otros período de gobierno. Ellos (por los promotores) lo vinculan a un problema de precio tope. Pero nosotros (por la ANV) creemos que se debe a un problema de plaza y posibilidad comercial. Sería interesante ver en la época que los proyectos privados era iniciativa de los inversores en qué departamentos había oferta. Hay que recordar que esos emprendimientos contaban con créditos hipotecarios del BHU para la construcción", dijo Beltrame .

El jerarca explicó que parece claro que no todos los departamentos del interior tienen la misma dinámica económica y las mismas necesidades de desarrollo. "Hay departamentos que son más factibles y otros que no", dijo.

Alquileres

Consultado por qué la evolución de los alquileres no muestra una tendencia bajista en la capital en línea con un menor dinamismo de crecimiento del salario y un aumento de la oferta de inmuebles que están saliendo al mercado, el presidente de la ANV dijo que una de las razones obedece al fuerte aumento que tuvo el costo de construcción por metro cuadrado medido en dólares.

En ese sentido, indicó que se mide la evolución de los alquileres con la evolución del costo de la construcción "la suba no es tan fuerte".

"Estamos de acuerdo que en función que hay una mayor oferta de vivienda nueva, los alquileres deberían tender a la baja. ¿Cuándo? Hay analistas que dicen un poquito más adelante, un poquito más adelante", comentó Beltrame.

Un reciente informe elaborado por el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción, divulgado por El País, arrojó que desde fines de 2004 las variaciones interanuales del precio medio del alquiler han sido sistemáticamente positivas, incluso en términos reales (es decir, deflactados por el Índice de Precios del Consumo –IPC–). El trabajo añade que al tomar el período comprendido entre 2005 y 2014 la variación interanual promedio del precio del alquiler es de 5% real.

Por eso, señala que "este último valor indica que los precios de los alquileres en Montevideo han aumentado a un mayor ritmo que el nivel general de precios. Además, han crecido ligeramente por encima de los salarios reales que lo hicieron 4,3%".

La oferta de acceso con ayuda social

El Ministerio de Vivienda y la ANV cuentan con distintos planes para acercar la vivienda a aquellos hogares que requieren de la ayuda estatal. Uno de ellos es del Fondo de Garantía de Créditos Hipotecarios. El mismo apunta a aquellas familias que tienen capacidad de pagar un cuota mensual, pero no cuentan con el ahorro suficiente para acceder a la compra. De esta forma, el porcentaje de ahorro exigible por la oferta hipotecaria que es del 30%, puede bajar al 10% o 15%. Abarca a vivienda nueva (VIS) y usada. El ingreso líquido del núcleo familiar no puede superar las 100 UR ($ 89.500). Un segundo plan ofrece un subsidio de hasta el (50%) a la cuota hipotecaria con un 90% de financiación, exigiendo un ahorro previo mínimo del 10%. El ingreso mínimo para ampararse en este plan es de 45 UR ($ 40.297) y el máximo 80 UR ($ 71.640).

El Ministerio de Vivienda también promueve la producción en sistemas de cooperativas de ayuda mutua o cooperativa de ahorro previo. En estos casos se exige un mínimo de socios de 10 y un máximo de 50. Para estos planes, los ingresos del núcleo familiar no pueden superar las 60 UR ($ 53.730).

La preocupación por los precios

El Poder Ejecutivo admite que la oferta de Vivienda de Interés Social (VIS) que están lanzando mercado la mayoría de los promotores privados se aleja cada vez de las familias que quieren cumplir con el sueño del techo propio. De hecho, los precios de venta de esos inmuebles están al alcance del 20% de los hogares con mayores ingresos, había dicho Beltrame a El Observador. El gobierno realizará este año una evaluación de su política de vivienda. De todas formas, considera que los privados están en condiciones de ofrecer VIS a precios más bajos.

Populares de la sección

Acerca del autor