Apareció una de las niñas secuestradas por Boko Haram

En 2014 unas 200 niñas fueron secuestradas por esta organización; este miércoles fue encontrada una de ellas en Nigeria
Una de las 200 niñas secuestradas en Chibok por los yihadistas de Boko Haram hace más de dos años ha sido encontrada sana y salva en un bosque del norte de Nigeria, informó este miércoles a EFE el portavoz de la Comunidad de Chibok, Manasseh Allen.

La adolescente, que ya ha sido identificada por su madre, fue hallada por un miembro del grupo de vigilancia civil.

"Ella ya se ha encontrado con sus padres, que la han identificado, antes de ser llevada a una base militar en Damboa", ha explicado a AFP Ayuba Alamson Chibok, uno de los jefes de la comunidad de Chibok. "Su padre se llama Ali y ella Amina. Los conozco mucho porque yo he trabajado con ellos como portavoz de las familias de las niñas de Chibok", añadió.

El presidente de la asociación de los padres de las niñas secuestradas de Chibok, Yakubu Nkeki, ha confirmado igualmente el nombre de la pequeña y ha indicado que en el momento de su secuestro tenía 17 años. "Es la hija de mi vecino, la han llevado a mi casa", afirmó a AFP.

Esclavas sexuales o bombas humanas

Las muchachas de Chibok son las víctimas más conocidas de la insurrección de Boko Haram, que se sirve con frecuencia del secuestro como arma, en una guerra que ha dejado unos 20.000 muertos desde 2009.

Boko Haram las convierte en esclavas sexuales o en bombas humanas, mientras que los adolescentes y los hombres adultos son enrolados a la fuerza para combatir con los rebeldes que quieren instaurar un Estado Islámico en el noreste de Nigeria.

El director de Amnistía Internacional para Nigeria, M.K. Ibrahim, exigió la liberación de todos los rehenes y estimó que las jóvenes de Chibok se han convertido en el símbolo "de todos los civiles que vieron destruidas sus vidas por Boko Haram".

"El gobierno del presidente (de Nigeria) Muhammadu Buhari debe hacer lo posible a nivel legislativo para acabar con los sufrimientos de los parientes de estas jóvenes y de todos los rehenes en general, y garantizar una protección a la población del noreste y el acceso de todos los niños de la región a la educación", insistió.

De los 2,6 millones de personas que huyeron de la violencia, más de 952.000 niños se quedaron sin educación y vieron atacadas sus escuelas, denunció la ONG Human Rights Watch en un informe publicado en el mes de abril.

UNICEF subraya en otro informe que aumenta claramente el número de menores secuestrados e implicados en atentados suicidas y tres cuartas partes fueron muchachas entre enero de 2014 y febrero de 2016.



Fuente: En base a EFE y AFP

Populares de la sección