Apertura del gobierno para exportar cannabis medicinal

El Ircca y la JND tienen una mirada positiva sobre el tema y los empresarios están en movimiento

Antes de mitad de año está previsto que el cannabis llegue a las farmacias. De esta manera el gobierno de Tabaré Vázquez estará cumpliendo con la ley que, además de regularizar el autocultivo y los clubes canábicos, autorizó la producción, distribución y venta de marihuana por parte del Estado. Falta ultimar algunos detalles vinculados con el envasado para que se implemente la última parte –y acaso la más revolucionaria– de la norma.

Una vez que culmine esa etapa, el Poder Ejecutivo y sus organismos que establecen políticas en materia de drogas, considerarán la posibilidad de encarar un nuevo desafío: la exportación de cannabis con fines medicinales.

Una fuente del Ejecutivo que forma parte del entorno de Vázquez dijo a El Observador que el gobierno ve con buenos ojos la posibilidad de exportar cannabis para uso medicinal. El hecho de que desde hace un tiempo a esta parte se haya acumulado evidencia empírica sobre los potenciales beneficios de la planta para tratar algunas enfermedades o síntomas anima al desarrollo de esa posibilidad, aunque el debate científico en torno al tema dispara visiones diferentes.

Más aún, países desarrollados como Alemania, Francia, Canadá y algunos estados de Estados Unidos votaron leyes que habilitan el uso medicinal, con receta médica de por medio, del producto ya sea en forma de flores o de bienes elaborados. Y para ello autorizaron la importación de la mercancía.

Esta situación provocó el interés por parte de algunos empresarios de empezar a estudiar el tema. En agosto del año pasado el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) había recibido 14 proyectos que incorporan el uso medicinal. En los últimos dos meses hubo varios contactos extraoficiales entre empresarios y el Ircca o la Junta Nacional de Drogas (JND). Para poder empezar a producir, las empresas deben contar, adicionalmente, con el habilitación del Ministerio de Salud Pública (MSP) como en el caso de cualquier otro producto para uso médico en humanos

Una de las dos empresas que ganó la licitación para la producción de marihuana estatal está a la espera de una respuesta por parte del Ircca sobre el proyecto que presentaran para la importación de semillas distintas a las que se utilizan para producir para la venta interna y para la exportación de flores o el producto procesado para fines medicinales, dijo una fuente empresarial a El Observador.

La semana pasada el Ircca recibió la visita de un representante de la Unión de Exportadores para establecer un "nexo" a los efectos de tratar el tema y conocer de primera mano cual es el conjunto de controles y certificaciones que se deben tener en cuenta para la exportación. En esa reunión el Ircca manifestó una "visión positiva" sobre la posibilidad de exportar cannabis para uso medicinal.

De manera coincidente, el secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Diego Olivera, dijo a El Observador el 12 de febrero que el avance de la investigación científica sobre los usos del cannabis medicinal y la aprobación de leyes a lo largo del mundo que habilitan su utilización marca la apertura de una "importante oportunidad" para el país "desde el punto de vista del desarrollo y la diversificación productiva".

Por eso apela a que los distintos organismos que integran IRCCA "generen la condiciones adecuadas para el desarrollo del cannabis como commodity" para fines industriales y medicinales.

El jerarca señaló que Uruguay tiene "normativa, institucionalidad e iniciativas privadas" como para aprovechar esta "ventana de oportunidad", aunque pidió "cautela" para que el proceso tenga garantías.


Populares de la sección

Acerca del autor