Aplazan cobro de tributos a damnificados por tornado e inundaciones

Las medidas rigen tanto para las zonas dañadas en Dolores como para las afectadas por inundaciones

Además de las medidas determinadas por el gobierno central para intentar paliar los daños ocasionados por el tornado que azotó a la ciudad de Dolores el pasado 15 de abril y las inundaciones que todavía afectan a varios departamentos, los ministerios de Trabajo e Industria anunciaron ayer soluciones puntuales, entre las que se encuentra el aplazar las fecha de pago de tributos.

El ministro de Trabajo Ernesto Murro, informó en conferencia de prensa que se trabaja en torno a dos objetivos, las empresas y los trabajadores afectados, y dar apoyo en la reconstrucción de las viviendas, hospitales y escuelas. Con respecto al primer punto, Murro aseguró que se busca definir las necesidades de seguro de desempleo para los trabajadores afectados y que la normativa prevé flexibilidades para estos casos, por lo que por el momento "no se ha visto la necesidad de adoptar leyes especiales".

Otra de las medidas, que rige tanto para Dolores como para los lugares afectados por las inundaciones, es la de aplazar los pagos de las contribuciones de seguridad social de todos los sectores de actividad. Así, los pagos que debían de marzo se corrieron para el último día de abril; en tanto los de abril se podrán pagar hasta fines de mayo. En caso de que se trate de empresas que fueron "seriamente afectadas", y que no pueden funcionar, dijo Murro, no deberán pagar esos aportes al Banco de Previsión Social. Aunque recalcó que esos beneficios "son solo para las empresas afectadas y expresamente acreditadas por Sinae".

En tanto, se aplazará el cobro de las facturas con vencimiento en abril para las zonas afectadas, las que vencerán en mayo. Según explicó la ministra de Industria, Carolina Cosse, el tornado derribó en Dolores una torre de 43 metros, lo que dejó a la ciudad con menos del 50% de las redes de celular en funcionamiento y un 10% de los servicios de telefonía fija e internet, que se normalizará en al menos un mes. Y el 35% de la red de UTE se destruyó totalmente.

Por otra parte, hay alrededor de 12 mil reclamos de servicios de datos y telefonía, la mayoría a causa de las inundaciones. Según Cosse, el costo total de la reconstrucción será de US$ 3,2 millones para Dolores y US$1 millón para el resto del país.

Consultado sobre el dinero destinado a estos fines, Murro señaló que "no significa recorte sino reasignación de recursos".

El Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional, dará un apoyo extra a Dolores de unos $10 millones, "con foco en el empleo, la producción y los trabajadores", dijo el ministro de Trabajo.


Populares de la sección