Aprovecharán las cámaras de seguridad para control de tránsito

La Intendencia de Paysandú ya lo hace y se sumarán otras comunas

Con el antecedente del éxito de las cámaras usadas por la intendencia de Montevideo para controlar las infracciones de tránsito, la videovigilancia se volvió para las comunas un bien preciado, y ahora buscan aprovechar el despliegue de las cámaras de seguridad del Ministerio del Interior para tener también un mejor control en sus calles.

Una de las intendencias que ya se beneficia de las cámaras de esa cartera es Paysandú. Según dijo a El Observador el director de Movilidad de esa intendencia, Eduardo García, se firmó un convenio con la cartera que dirige Eduardo Bonomi por el que cada vez que la Policía detecta una infracción de tránsito, el video se guarda, se edita, la multa se pone por escrito y se envía la información procesada a la intendencia. La comuna se encarga entonces de notificar al conductor y de ingresar la multa al Sistema Único de Ingresos Vehiculares (Sucive).

Pese a contar con sus propias cámaras, cuando se inauguró el Centro de Gestión de Movilidad (CGM), la intendencia de Montevideo aseguró que una de sus aspiraciones era poder intercambiar también información con el ministerio del Interior, en un ida y vuelta para poder abarcar más vías tanto en el control de la seguridad como en el del tránsito.

El director del CGM, Boris Goloubintseff, aseguró a El Observador que, aunque aún no hubo avances, ya se dio el primer paso en ese sentido con una reunión con las autoridades del interior para comenzar a coordinar las acciones. La idea, afirmó es retomar el diálogo en ese sentido luego de Semana Santa.

En el caso de Maldonado, donde la Policía cuenta desde enero con 1.200 cámaras para controlar la seguridad, el director de Policía aseguró que si bien no hay intenciones de utilizarlas para controlar las infracciones de tránsito, la comuna fernandina sí las usa en caso de que haya embotellamientos o cortes para detectar esos puntos y liberar las calles.

Las cámaras buscan suplir la falta de controles, que para el presidente de la Unidad de Seguridad Vial, Gerardo Barrios, es una "verdad indiscutida". Según dijo al programa Todo Pasa de Océano FM, se busca entonces mejorar la presencia de inspectores y, en las zonas donde ha mayor siniestralidad, complementar el control con la videovigilancia. La idea es que esa tecnología no esté solo en las ciudades, sino que sirva también como herramienta en un plan de contención de siniestralidad en rutas.

Si bien no han sido muchas las experiencias donde se ha colocado tecnología, como por ejemplo los radares en Maldonado, hubo muy buenos resultados, destacó Barrios.

Según anunció el pasado viernes el director de Secretaria del Ministerio del Interior, Charles Carrera, ese será el destino de algunas de las 3.300 cámaras que entre junio y julio se adjudicarán para Montevideo, Canelones y San José. Entre las exigencias para esas cámaras se establece específicamente que deben ser "para uso exclusivo de seguridad ciudadana o movilidad".

Presidencia informó en ese sentido que la finalidad es que las cámaras instaladas en Canelones cuenten con lector de matrículas como forma de controlar el ingreso y la salida de vehículos del departamento. Uno de los puntos que se maneja es por ejemplo la intersección de la ruta 11 con las rutas 6 y 7. Poder coordinar y utilizar esa tecnología para controlar las infracciones también está en los planes de la intendencia de Canelones. Según dijo a El Observador el director de Tránsito, Marcelo Metediera, interesa que las cámaras del ministerio puedan aprovecharse y ser un complemento a las acciones de la comuna canaria y que, además de contar con lectores de matrícula, incluyan controladores de velocidad.


Populares de la sección