Aprueban amnistía que beneficia a ex guerrilleros de las FARC

Oposición se retiró del debate; perdón jurídico para integrantes del grupo insurgente
El Congreso de Colombia aprobó ayer la ley de amnistía con la que el gobierno busca dar seguridad jurídica a los miembros de las FARC que entreguen las armas como parte del acuerdo de paz.

La ley de amnistía fue aprobada primero en el plenario de la cámara baja por 121 votos a favor y ninguno en contra, en una sesión de la que se retiró antes de la votación la bancada del partido opositor Centro Democrático, con el argumento de que el mecanismo de "fast track" (vía rápida) con el que se dio trámite al proyecto en el legislativo es ilegal.

"Con 121 votos a favor, acaba de ser aprobada la ley de amnistía. Hoy damos un importante paso para acabar por fin una guerra de más de 50 años", expresó en su cuenta de Twitter la congresista Ángela Robledo, representante por la Alianza Verde.

Tras este paso, la ley pasó a debate y votación en el Senado, donde fue aprobada por 69 votos a favor y ninguno en contra. "El proyecto ahora pasa a la Corte Constitucional para su revisión", dijo en su cuenta de Twitter el presidente de la cámara alta, Mauricio Lizcano.

La iniciativa recoge el perdón jurídico para todos los miembros de las FARC, excepto para los que hayan cometido delitos graves recogidos en el Estatuto de Roma, como los de lesa humanidad, abusos sexuales o reclutamiento de menores.

También contempla un tratamiento especial para los agentes del Estado que hayan podido cometer crímenes en el marco del conflicto armado.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, agradeció el "compromiso con la paz" al aprobar la ley de amnistía, cuya discusión en el Congreso comenzó el pasado 19 de diciembre.
"Quiero agradecer a todas las bancadas que vienen acompañando el proceso de paz por la aprobación de la ley de amnistía en la Cámara", escribió el ministro en su Twitter.

Sin embargo, congresistas de Centro Democrático manifestaron su disconformidad con la aprobación del proyecto.

"Nuestra función en el Congreso es venir a debatir, presentar proyectos de ley y nos quitaron ese derecho con el acto legislativo que es la dictadura de la paz", dijo el representante Álvaro Hernán Prada en la sesión plenaria.

Prada reprochó que a los congresistas les hayan suprimido sus funciones para, supuestamente, beneficiar a la FARC.

"Nos quitaron el derecho a presentar iniciativas parlamentarias, nos quitaron la posibilidad de modificar lo que presenta la bancada del gobierno; tenemos que pedirle permiso al ministro del Interior y a 'Timochenko' para cualquier proposición y ahora tampoco podemos hablar", afirmó.

La ley de amnistía comprende a más 6.000 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia procesados por los delitos políticos de rebelión, asonada y conspiración, entre otros. Una vez que la iniciativa sea sancionada como ley por el presidente Juan Manuel Santos, se podrá avanzar más rápidamente en la implementación del nuevo acuerdo de paz que el mandatario y el jefe máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, firmaron en Bogotá el 24 de noviembre.

Paso previo a dejar armas

Cuando comience a regir la ley de amnistía, analistas estiman que los exguerrilleros de las FARC podrán agilizar el traslado a las denominadas zonas transitorias de normalización, en las que se reunirán (a partir de enero) como paso previo para concretar el abandono de las armas y la desmovilización definitiva.

Ello implicará, entonces, que ya no deberán preocuparse por una eventual requisitoria de la Justicia colombiana.

Fuente: EFE

Populares de la sección