Apuesta al valor agregado planteó lista opositora en Conaprole

La lista 1936 es liderada por Miguel Bidegain y competirá con la 1010 de Álvaro Ambrois

El actual director de Conaprole Miguel Bidegain presentó la lista de oposición a las elecciones de la citada cooperativa que tendrán lugar el próximo 25 de noviembre y remarcó la necesidad de apostar al valor agregado en los productos que se exportan para fortalecer la gestión de la empresa en los tiempos futuros.

El directivo destacó a El Observador que la opción que lidera está identificada con la lista 1936, en reconocimiento a quienes hace 80 años fueron productores que tuvieron la visión de crear esta herramienta industrial y comercial para este sector, que es inigualable en todo el sector agropecuario de este país.

La propuesta de este movimiento es ver cómo se plantea Conaprole para los próximos cinco a diez años "luego de haber obtenido un formato de cooperativa excelente, con la formación de una estructura empresarial y competitiva hace muchos años y donde los productores pasamos a ser dueños de la cooperativa".

Bidegain mencionó que los conceptos de fidelidad y de seguridad en los servicios ya están instaurados en el productor de Conaprole, que ha hecho muchos esfuerzos en términos de calidad.

Consideró que los "productores estamos preparados para jugar en otra cancha", donde en un contexto de país existe un diferencial importante, pero somos un país chico y tomador de precios, por lo que la apuesta es apuntar al producto con valor agregado y diferencial.

Explicó que para ello hay que levantar una restricción que existe de hace por lo menos cuatro décadas, donde las empresas prósperas cuidan a sus clientes, a sus dueños y sus empleados. "Creo que con el propio sindicato –si conversamos- tenemos muchos más puntos de encuentro que de desencuentros, especialmente si pensamos en las oportunidades que hemos perdido".

Bidegain afirmó que el gran desafío a enfrentar junto a los trabajadores es que "si tenemos objetivos comunes, tenemos que levantar la mira y dar un paso hacia delante".

Resaltó que también se procuran otras propuestas en cuanto a un rediseño del sistema productivo, en torno a la producción de más sólidos, con respecto a los mercados, a productos diferenciados y también de capitalización de Conaprole por parte de los propios tamberos.

El productor sostuvo que es necesario dar un paso más, "no nos podemos quedar hablando de una mejora contínua, porque tenemos que competir en un mundo donde el comercio lácteo es el más protegido y Uruguay representa muy poco, apenas el 1,8% en el contexto mundial. No podemos seguir apuntando a competir con productos sin valor agregado o mal llamados comodities".