Apuestan al deporte para rehabilitar a jóvenes infractores

Reclusos se entrenan para participar de maratones y competir en boxeo
En el marco de un proceso de cambios en las estrategias de rehabilitación de jóvenes infractores, el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa, ex Sirpa) comenzó un programa piloto para que reclusos se entrenen físicamente y participen de competencias deportivas nacionales. El fin principal del programa es enseñar a los jóvenes a realizar una actividad por sí mismos que exige compromiso y que conlleva a seguir objetivos propios.

La iniciativa se enmarca en los objetivos sanitarios nacionales que el Ministerio de Salud Pública (MSP) delineó para el 2020 y en los que se enfatiza la importancia de promover la actividad física para favorecer estilos de vida saludables y disminuir los factores de riesgo. También se alinea al trabajo propuesto por la Secretaría de Deportes de Presidencia que apunta a generar espacios donde motivar a niños y adolescentes a realizar actividad física desde la recreación, como forma de generar nexos y vincularlos al sistema educativo.

Según explicó a El Observador el director de Salud del Inisa, José Luis Priore, el programa busca enseñar a los jóvenes a delinearse objetivos propios y a esforzarse para alcanzarlos. "Un proceso de este tipo no te permite cerrar los libros cuando hay vacaciones y abrirlos dentro de 15 días. Acá tenés que seguir estudiando. Tenés que cumplir un plan y seguirlo", dijo. También, como forma de reducir la ingesta de psicofármacos y de integración social. "Que vean que hay otro medio que los acepta y donde no son discriminados por nada. En la carrera y en el ring son uno más", dijo Leonardo Campo, director del área de Deporte y Recreación.

Al momento, más de 15 jóvenes reciben entrenamiento semanal. Cinco participan de maratones en Montevideo y el interior, con permiso judicial, mientras que otro compite en boxeo. Todos son internos de los centros El Hornero, Cerrito, Sarandí y Cimarrón que están dentro de la Colonia Berro.´

Según Priore, los directores de los centros en conjunto con los docentes son quienes determinan quiénes pueden participar de las competencias, en la medida que los jóvenes presenten una conducta responsable que garantice que no habrá riesgo a fugas. "Las primeras salidas las hicimos acompañados de personal de seguridad, ahora ya no lo hacemos", dijo.

Cristian es el único que practica el boxeo. Según contó, previo a ingresar a la colonia, fue campeón juvenil de kick boxing en 2007 y campeón sudamericano en 2015. Ahora entrena de lunes a viernes en la colonia y cada un mes compite. Por su parte, Gonzalo, se entrena para correr maratones. Ya lleva corridas dos carreras de 10 kilómetros y espera con ansias la próxima el 24 de junio en Florida. "Es algo que nos entretiene, nos despeja la mente" y donde "sentimos que somos uno más como los que están afuera", contó.

Al tratarse de un proyecto que recién comienza, los jóvenes entrenan en las afueras de la Colonia Berro acompañados por el cuerpo docente que integran 12 personas. "Tenemos un punto de la colina donde corremos. El primer día pusimos 27 minutos en ir y venir, ya el segundo pusimos 24. De a poco vamos bajando", dijo Gonzalo.

La idea de la administración es concretar este año un convenio institucional con la Pista Oficial de Atletismo ubicada en Parque Batlle para que alguna vez a la semana puedan hacer uso de las instalaciones. Asimismo, conectar a los egresados del plan para que, una vez fuera de la colonia, puedan continuar su entrenamiento en escuelas de atletismo.

Populares de la sección