Argentina: aumento para las familias en tarifas de luz llega a 500%

Empezaron a regir este lunes. Incrementos en cargos fijos llegan a casi el 1000% y los de los cargos variables, al 600%

Desde este lunes rigen en la Ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana (AMBA), las zonas de servicio de las empresas Edenor y Edesur, las nuevas tarifas de electricidad que el gobierno argentino había anunciado el viernes y que el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) había informado el domingo en su sitio.

Las nuevas tarifas quedaron oficializadas con su publicación en el Boletín Oficial e implican un incremento de alrededor del 500% en las boletas de luz de la mayor parte de las familias porteñas. Vale decir que, en términos generales, se multiplica por seis.

Básicamente, la factura de electricidad consta de tres tramos: cargos fijos, cargos variables por consumo e impuestos. Tanto los cargos fijos como los variables, además, están escalonados por grupos de usuarios, divididos según cuánto consumen. Los aumentos en los cargos fijos llegan a casi el 1000% y los de los cargos variables, al 600%.

De todos modos, rige además una tarifa social para determinados grupos de consumidores (jubilados que cobran menos que dos mínimas, empleados con sueldos por debajo del equivalente a dos salarios mínimos, desocupados, todos siempre que no tengan a su nombre, entre otros, dos viviendas o un auto de menos de 15 años de antigüedad).
tarifasargentina.jpg

Según el ministro de Energía, Juan José Aranguren, los cubiertos por la tarifa social son alrededor de 900.000 clientes de Edenor y Edesur, alrededor de un 20% del total de usuarios residenciales de las dos compañías.

El costo fijo de la tarifa social incluye sin costo los primeros 150 kwh consumidos en el bimestre y tiene subsidiados los siguientes 150 kwh. Para quienes no estén en ese universo y aún militen en la Categoría 1 debido a su bajo consumo, en el caso de los clientes de Edenor van a pagar un cargo fijo de $14,43 por acceder al uso de hasta 300 kilowats por bimestre, más un cargo variable de $0,556 por cada kilowat efectivamente consumido. En tanto, para los clientes de la distribuidora Edesur los valores son levemente diferentes: $15,94 por el cargo fijo y de $0,577 por el variable.


La reglamentación de las nuevas tarifas también precisan en cuadros tarifarios aparte los descuentos que se aplicarán a aquellos usuarios residenciales "cuyo consumo de energía, comparado con el registrado en igual período del año 2015, se haya reducido en más de 10% y 20%", tal como se prevé en las resoluciones ministeriales de la semana pasada.

Además, el ENRE instruye a las distribuidoras Edenor y Edesur "a facturar con una periodicidad mensual" a los usuarios residenciales "el importe que resulte de la medición bimestral de sus consumos, fraccionando al efecto en dos períodos similares a dicho lapso bimestral". La normativa del órgano de contralor añade que las distribuidoras deberán "continuar liquidando en forma bimestral las facturas de los usuarios residenciales y generales cuyos ciclos de lectura cierren durante el mes de febrero, reflejando los montos correspondientes al consumo total del bimestre".


Fuente: Cronista

Populares de la sección