Argentina no acepta que asuma Venezuela sin cumbre y pide reunión del Mercosur

La diplomacia argentina se comunicó con sus homólogas de la organización regional y pidió la aprobación de un "mecanismo transitorio".

La cancillería argentina no admite que la presidencia pro témpore del Mercosur se transfiera sin la realización del Consejo del Mercado Común (CMC), pidió la aprobación de un "mecanismo de transferencia" y solicitó una reunión entre todos los estados parte para esta semana.

"Durante los 25 años del Mercosur, en los que hubo 47 Presidencias Pro Tempore, de acuerdo a la práctica seguida en la aplicación del sistema de rotación, en todos los casos el traspaso se efectuó cumpliendo con las formalidades del Consejo del Mercado Común. Dicha práctica, constante y pacífica, se consolidó como costumbre internacional de carácter regional aceptada por los Estados Partes y se consagró como una obligación. Por ello, el traspaso de la PPT en el marco de las formalidades del CMC constituye un acto jurídico de gran relevancia política e institucional, que es parte de la tradición y acervo normativo del Mercosur", argumentó la diplomacia argentina en una carta fechada 31 de julio y que fue enviada a todos los miembros del bloque.

Por esta razón, la canciller Susana Malcorra señala en la comunicación que la presidencia del bloque "no puede ser asumida ni ejercida hasta tanto se concrete su traspaso por el Consejo del Mercado Común, bajo el formato y con las formalidades del caso".

Para el gobierno argentino, la decisión de Uruguay de dar por terminada su gestión al mando del Mercosur y la iniciativa de Venezuela de asumir la presidencia sin que hubiera una cumbre es "inédita" y "puede derivar en una parálisis" de los trabajos de la organización.

De esta forma, la cancillería argentina asume la misma posición que la diplomacia uruguaya que argumenta desde hace semanas que la presidencia no se entrega de forma automática y que las decisiones regionales se toman de forma consensuada y no unilateral.

Sin embargo, los intentos del gobierno uruguayo de hacer una cumbre se vieron frustrados ante la negativa de los gobiernos de Paraguay y Brasil, que defienden que Maduro no debe asumir la presidencia de la organización.

Fuentes del gobierno argentino manifestaron a medios de ese país que no están dispuestos a aceptar que Caracas asuma el mando del bloque, una posición diferente a la que ha manifestado Uruguay.

Venezuela, por su parte, ya reaccionó ante el comunicado de Argentina. Caracas argumenta que ejerce el liderazgo del bloque de forma "legal" y acusa a Brasil, Argentina y Paraguay de integrar una "Triple Alianza" que "reedita" un "suerte de Operación Cóndor contra Venezuela, que hostiga y criminaliza du model de desarrollo y democracia".

"La República Bolivariana de Venezuela, en pleno ejercicio de su presidencia pro témpore del Mercado Común del Sur Mercosur, denuncia las maquinaciones de la derecha extremista del sur del continente, conformada en una nueva Triple Alianza, que ha venido actuando de manera artera, a través de maniobras leguleyas, para tratar de obstaculizar lo que por Derecho le corresponde", comienza el texto de la cancillería venezolana.

"Es la Triple Alianza de la Derecha y el Plan Cóndor contra el Bolivarianismo y las conquistas socioeconómicas de nuestros pueblos. Fuerzas retrógradas y neoconservadoras intentan traer de vuelta las nefastas políticas neoliberales que sumieron a los pueblos del Sur en pobreza, miseria, desigualdad y exclusión de sus derechos humanos", sentencia el comunicado.



Populares de la sección