Argentina volvió a emitir con apetito de inversores uruguayos

Vecina orilla emitió bonos por US$ 15.000 millones con demanda que cuadriplicó la oferta
Luego de un prolongado receso –que cerró un capítulo la pasada semana con un fallo judicial para pagarle a los acreedores en default, conocidos como fondos buitres–, el gobierno argentino volvió ayer a emitir deuda soberana en los mercados globales con una demanda que cuadruplicó el monto de US$ 15 mil millones que se ofrecieron en bonos de corto y largo plazo. El apetito por los papeles de deuda de la vecina orilla despertó el interés de los inversores uruguayos, que realizaron consultas y propuestas para participar, comentaron fuentes del mercado bursátil a El Observador.

Juan José Varela, manager de la compañía de servicios financieros Puente, comentó que desde que se lanzó la emisión en la víspera se recibió una "alta demanda" tanto de capitales internacionales como de clientes uruguayos. Pese a que algunas calificadoras han catalogado a los papeles de la vecina como de "riesgo", los retornos que ofrecen los bonos argentinos no son "nada despreciables", resaltó . El experto indicó que Argentina está pagando hoy unos 300 puntos básicos arriba de Brasil, lo que lo vuelve una "alternativa interesante", ya que se espera que ese país pueda converger a tasas del eje del 5% en dólares en el mediano plazo, en la media que cumpla con los anuncios en materia de política económica que tiene en su agenda el presidente Maurico Macri. Para aquellos inversores que quieren una menor exposición se recomienda apostar a los bonos argentinos a corto plazo, donde se espera un mayor nivel de apreciación y menor volatilidad que los de largo plazo.

Precisamente, el CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI, Mariano Sardans, consideró que dado el perfil más conversador que caracteriza a los inversores uruguayos, la alternativa más interesante es apostar al Bonar 2017 y 2020 (bonos globales en dólares) que ofrecen retornos anuales de 6,5% y 7,2% respectivamente. "Esas tasas prácticamente triplican lo que pagan los bonos uruguayos", destacó.

El experto realizó un comparativo de los papeles de la región. El bono de Uruguay con vencimiento en 2017 paga hoy una tasa de interés negativa de 1,12%, mientras que el que vence en 2020 ofrece una tasa de 2,7%. Chile es otro de los países de la región cuya duda también cotiza bastante por encima de la región, con un retorno 1,58% para un bono en dólares con vencimiento en 2020 y de 2,16% para el de 2022. En el caso de Brasil, un bono en dólares a tres años ofrece una tasa anual de 2,7%. En la otra vereda, Venezuela paga un tasa de interés por un bono en dólares con vencimiento en 2018 de 36% anual.

Exitosa emisión


"Se va a priorizar apretar precio lo máximo posible", dijo ayer a El Cronista una fuente que trabaja codo a codo en Wall Street con el equipo económico de la vecina orilla. Argentina recibió ofertas por US$ 65.000 millones por la emisión de deuda, y la noticia es que las reservas del Banco Central de Argentina (BCRA) aumentarán US$ 2.500 millones. Pasarán a ser casi de US$ 32.000 millones, porque US$ 5.000 millones irán a incrementar reservas para hacer obras de infraestructura. Y la mitad de esa cifra se paga por los cupones que se debía. Se prevé que el bono a 3 años tendrá la tasa más baja, alrededor del 6,5%, la de 5 años podría tener tasa del 7,2%, la de 10 años del 7,5%, y la de 30 años del 7,9%.


La visión de los analistas en la vecina orilla


"El mercado espera por señales claras en materia fiscal"

Andrés Azicri, Director de AGCM
Por un lado veo que hay apetito por activos argentinos, ya que Argentina tiene una participación muy baja en las carteras de los inversiones institucionales, lo que da lugar para que el gobierno realice esta colocación sin convenientes. Sin embargo, existen ciertos requisitos para que esos inversores institucionales califiquen para tomar riesgo argentino. Es cierto que luego de haber logrado salir del grado de default, las calificadoras de riesgo van a comenzar a anunciar un upgrade en la nota local, pero aún así el país seguirá por un tiempo en una calificación que no restringe al inversor para invertir, pero que lo limita.
Entonces, si bien va a haber una demanda interesante esta semana, el gobierno deberá trabajar intensamente en mejorar su calificación crediticia, para poder vencer esta barrera. A partir de este acuerdo, Macri va a tener que dar más señales acerca de su plan fiscal.
Sin embargo, no están dadas las condiciones políticas y económicas para profundizar el ajuste, con el nivel de actividad tan deprimido. El mercado está esperando ciertas senales: un país con siete puntos del PBI de déficit fiscal es insostenible y nadie lo va a financiar por más que no esté más en default.

"Se abre el camino para que ingresen más flujos de dinero"

Miguel Kiguel, director de Econviews
Lo más importante de la emisión es que abre el camino para que ingresen más flujos de dinero, es decir, que alivia hacia adelante la entrada de inversiones y el aumento de las reservas. Permitirá a las empresas y a las provincias financiarse en el mercado internacional y mejorará el humor en el país. En este sentido, la colocación significa un espaldarazo muy importante. En términos de montos, el gobierno va a conseguir los US$ 15.000 millones sin mucho problema. Estimo que en esta primera etapa, unos US$ 8.500 millones se van a usar para pagar a los holdouts, alrededor de US$ 2.500 millones se destinarán al pago de intereses atrasados y los US$ 4.000 millones restantes podrían ir a las reservas.
El Tesoro requerirá parte de ese ingreso. Creo que las tasas de interés argentinas estaban muy altas y no caían, porque el mercado pensaba que había mucha oferta. Sin embargo, el gobierno hizo mucho trabajo para generar una sensación de escasez al decir que no vendrán más emisiones este año. A esto se sumó el rally de los últimos días, que contribuyó a que la situación actual de Argentina sea buena para salir a los mercados. Destaco un muy buen manejo en la comunicación y por otro lado, la presencia de un mercado favorable. Esto ayudó mucho a bajar la tasa.

"El gobierno puede traer divisas con el blanqueo de capitales"

Daniel Artana,economista jefe de FIEL
Se espera que haya mucho interés por la Argentina, luego de 15 años de estar afuera del mercado de deuda. El centro de los inversores estará en los bonos a 10 años, donde puede conseguirse una menor al 8%, más cercana al 5%. El grueso de los que se consiga con la colocación de esta semana se va a utilizar para pagarle a los holdouts, quedará un remanente para reponer las reservas del BCRA para financiar el repago de canje y los vencimientos de deuda. Hay muchos vencimientos este año, solamente de deuda privada hay 600.000 millones pesos argentinos. Si el gobierno no consigue convencer a los inversores institucionales de que es el momento de apostar a la Argentina y el mercado no sonríe del todo, tienen en la segunda parte del año, la posibilidad de captar capitales mediante un blanqueo. Si bien es cierto que fue una estrategia de la gestión anterior que fracasó, también es cierto que el blanqueo del kirchnerismo tenía un montón de problemas. Para empezar, nadie hace un blanqueo a un gobierno al que no le cree. Pero los tiempos han cambiado, hay otra disposición internacional, especialmente a partir de los Panama Papers. Durante los últimos años ha habido una fuerte fuga de capitales, por lo que creo que el gobierno tiene herramientas para hacerlos entrar.




Fuente: El Observador y El Cronista

Populares de la sección