Argentinos con dificultad para blanquear sus cofres en Uruguay

Número de consultas para declarar inmuebles y campos viene en aumento
En Punta del Este se vive una suerte de boom inmobiliario, aunque no de compra de propiedades, sino de argentinos que piden a las inmobiliarias que les tasen sus inmuebles para adherirse al blanqueo propuesto por el gobierno de Mauricio Macri a aquellos que tengan capitales y otros activos en el exterior. También en campos hay un fuerte interés. Sin embargo, a la hora de blanquear el dinero en efectivo que los argentinos tienen en cajas de seguridad de este lado del Río de la Plata, se enfrentan a dificultades adicionales.

La normativa uruguaya dificulta el cruce de efectivo para operaciones bancarias. Si un ahorrista argentino cruza con efectivo al banco uruguayo, no lo puede depositar, excepto que tenga una Declaratoria de Aduana en su poder. Adicionalmente los oficiales de cumplimiento las catalogan como operaciones sospechosas y mandan a cerrar las cuentas con este tipo de movimiento. Ni hablar si los depósitos son relevantes; directamente no lo permiten y mandan a cerrar la cuenta. Por lo tanto, en la medida en que no se abra una ventana para que los argentinos que tienen dinero en cajas de seguridad de bancos uruguayos la repatrien a Argentina, la operación no va a ser posible. Para eso sería necesario ajustar las normas cambiarias, aduaneras y tributarias tanto en Argentina como en Uruguay.

Según sostuvo Mariano Sardáns, CEO de FDI –asesores en gestión de patrimonio con oficinas a uno y otro lado del Río de la Plata–, "son muchas las consultas recibidas al respecto, todas de personas que quieren blanquear el efectivo que tienen en cajas de seguridad en Uruguay, pero entre el impedimento para depositar en este país y la limitación para traer más de US$ 10 mil en efectivo, se encuentran ante un escenario sin solución".

Según señaló el consultor, "no ofrecerles una alternativa podría significar que Argentina pierda la posibilidad que se blanqueen por lo menos US$ 5.000 millones".

Inmuebles

El número de consultas para la tasación con motivo del blanqueo en las inmobiliarias del Este viene en aumento. En Uruguay el agente inmobiliario es el único que cuentan con personal autorizado para tasar un inmueble, ya que los bancos y las compañías de seguro no se dedican a esto, según dijo a El Cronista, Jorge Diaz, presidente de Asociación de Inmobiliarias de Punta del Este y de la Cámara Inmobiliaria de Maldonado.

La ley argentina de blanqueo exige que haya dos tasaciones y elige la más alta, por eso las inmobiliarias cobran el 5 por 1.000 del valor para hacerlo, aunque muchos clientes de toda la vida les guiñan el ojo para que el valor de tasación sea lo más bajo posible, según sostuvieron agentes del sector. Ante esto, en la AFIP dijeron a El Cronista que están en la búsqueda de bases de datos de inmuebles en Uruguay para saber con certeza el valor de las propiedades, de modo que los contribuyentes no declaren montos menores a los reales o, si lo hacen, estén en condiciones de corregir el precio hacia arriba.

Si bien la AFIP detectó 1.526 propiedades de argentinos sin declarar en Punta del Este, en el mercado estiman que son más de 50 mil los inmuebles en propiedad de argentinos, no todos declarados y varios a nombre de sociedades anónimas, según cálculos del mercado. A un valor promedio de US$ 200 mil, puede haber más de US$ 10 mil millones a blanquearse en este sentido, cuyo costo será del 5%. Estas son cifras conservadoras, ya que a nivel de la banca internacional calculan que podría haber 70 mil casas y apartamentos a un promedio de casi US$ 300 mil, lo que implicaría un total de US$ 20.000 millones.

"Presto servicios de tasación", son los mails que mandan las inmobiliarias a todos los actores relacionados con el real estate uruguayos.Los inmuebles esteños son más caros que los de Colonia y Montevideo, donde hay muchos argentinos con oficinas en la Ciudad Vieja y Carrasco, donde los valores han caído, mientras en Pocitos es donde menos baja tuvieron, ya que la depreciación del peso uruguayo provocó una baja en las valuaciones.

En Miami

Por otra parte, si en Uruguay calculan que hay propiedades de argentinos por un valor de más de US$ 10 mil millones, en Estados Unidos la cifra suma 50% más, por el mayor precio de los inmuebles, principalmente situados en Miami y sus alrededores.

Fuentes de la AFIP dijeron a El Cronista que "hoy en Miami hay bases de datos que, por ejemplo, si alguien quiere comprar un departamento de Bal Harbour, se fija cuánto vale el metro cuadrado en cada cuadra, está todo tabulado. Si se quiere comprar un departamento de tres ambientes de 120 metros hasta se puede conocer a cuánto se vendió el último". La impositiva argentina está lista para cruzar información de todo tipo.

En el ambiente de la banca de inversión estiman que se blanquearán al menos US$ 60.000 millones, y los más optimistas elevaron la cifra a US$ 80.000 millones. Del total, prevén que el 80% se quedará en el exterior, pagando la multa del 5% en el caso de inmuebles y del 10% en caso de dinero en cuentas bancarias.


Dueños de campos están interesados en blanquear

Los propietarios de campos de la vecina orilla también están consultando a operadores inmobiliarios y estudios jurídicos en Uruguay para adherirse al plan de blanqueo de activos que acaba de lanzar el gobierno argentino de Mauricio Macri, habían comentado a El Observador operadores del mercado de tierras. Los argentinos son los principales tenedores de tierra extranjera en el país. En los últimos 15 años, unas 7,8 millones de hectáreas (ha) en Uruguay –casi la mitad de las 16,4 millones ha del total del área agropecuaria–, cambiaron de manos, según datos de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA). De acuerdo a los últimos datos disponible de las operaciones de tierras por nacionalidad de la DIEA en Uruguay, entre los años 2000 y 2012, los argentinos lideraron la compra de campos con 243 mil ha por un monto de US$ 518 millones. En un segundo escalón aparecen los brasileños con 147 mil ha por un monto de US$ 145 millones. Sin embargo, el grueso de las operaciones de venta de campo se realizó en ese período a través de sociedades anónimas, donde la DIEA no pudo tener acceso al origen de la nacionalidad de sus propietarios. Bajo ese formato jurídico, entre 2000 y 2012 fueron adquiridos 3,4 millones de ha por un monto de US$ 4.726 millones. Según explicó a El Observador una fuente oficial, es complejo estimar cuánta área se compró por medio de esas sociedades anónimas con capitales argentinos, aunque seguramente "esté por encima del 50%".

Fuente: El Observador-El Cronista

Populares de la sección