Argentinos salvan la primera quincena en el este

Piriápolis vive una de sus mejores temporadas con 23% más de turistas de la vecina orilla
El balneario Piriápolis está atravesando una mejor temporada que la del año anterior, dado que hubo 23% más de turistas argentinos, ascendieron al doble las amarras en el puerto y también crecieron el 20% las consultas de turistas que llegan al balneario por primera vez. Sus paseos típicos, como la reserva de Pan de Azúcar, el cerro San Antonio o el Castillo de Piria recibieron 25% de visitantes que en la temporada pasada.

Los datos se desprenden de la encuesta Destino Piriápolis que se realiza año a año a los visitantes que van al Centro de Informes de la Asociación de Promoción Turística de Piriápolis (Aprotur).

Hoteles y restaurantes también notaron aumento de clientes, que son entre el 10% y el 20% más si se compara con el mismo período de 2015.

En tanto, en las inmobiliarias la tendencia se mantiene igual que en la temporada pasada. "Los turistas vienen por un tiempo menor a 10 días, diría que un 70% de las consultas son menores a 7 días. Esto obliga a tener más recambios de gente en una misma casa, lo cual lleva a encarecer la operativa¨ señaló el presidente del Centro de Inmobiliarias de Piriápolis, Pablo Gasalla.

Sin embargo Gasalla destacó como una novedad que hasta hace dos años los argentinos exigían tarjetas de crédito para pagar los alquileres, mientras que en esta oportunidad solo la mitad paga en esta modalidad. El resto lo hace al contado.

Si se compara diciembre de este año con el mismo período de 2014, hubo un aumento del 49% en la cantidad de visitantes en Piriápolis, según la encuesta realizada por Aprotur.

En comparación con el año anterior, el público uruguayo creció 46%, el argentino aumentó 169% y el de otros países ascendió en un 9%. Como contrapartida, el público brasileño disminuyó en Piriápolis en el entorno del 33%.

Balance positivo también en Rocha
Un balance preliminar del primer tramo de la temporada 2015-16 cierra con saldo positivo tanto en Maldonado como en Rocha y de este modo se superaron las expectativas que los agentes privados tenían antes del comienzo del verano.

El principal factor fue la llegada de argentinos a último momento y la firmeza del turista uruguayo. El gobierno y los operadores privados consultados por El Observador coincidieron en el buen desempeño que viene mostrando la actividad.

El cambio de gobierno en Argentina repercutió de inmediato en Punta del Este. Hay miles de autos y personas circulando "con reglas de juego clara", dijo a El Observador Antonio Soto, presidente del centro de hoteleros de Punta del Este.


El cierre de diciembre y los primeros 10 días de enero suelen marcar el termómetro de las zafras estivales en Uruguay cada año, ya que es el período en el que la ocupación de hoteles y casas alcanza su pico.

Populares de la sección