Ariel Ardit: "Carlos Gardel no se termina nunca"

El argentino Ariel Ardit presenta hoy un homenaje al cantor en el Teatro Solís
Para Ariel Ardit, primero estuvo Gardel y después el tango. Nacido en una familia dedicada al folklore, Ardit escuchó al Zorzal Criollo muchas veces durante su formación primaria como cantor, pero no fue hasta que puso atención a sus letras y a su canto que su fanatismo se manifestó realmente. Su carrera en el tango es una consecuencia directa de esa admiración por Carlos Gardel que, entre otras cosas, lo ha llevado a construir el espectáculo Gardel Sinfónico, que se presenta hoy a las 21 horas en el Teatro Solís.

El espectáculo funciona como homenaje a la máxima figura del tango rioplatense, días después de su aniversario número 126, pero también como una presentación del disco homónimo de Ardit. El álbum fue grabado en vivo el 24 junio de 2015 en el aeropuerto de Medellín, Colombia, 80 años después de la muerte del cantante.

"Yo hace 20 años vi un homenaje que se hizo en Toulouse, que fue todo instrumental, con los temas que se popularizaron por sus películas. Entonces imaginé qué lindo que sería que un cantor de tango rioplatense pudiera hacerle un homenaje similar. Veinte años después propuse el homenaje de Colombia y eso es lo que se grabó, los temas de las películas, que ya no eran con guitarra sino que tenían una instrumentación más orquestal. Eso, llevado al plano sinfónico es el espectáculo que la gente va a poder ver", dijo Ardit en diálogo con El Observador.

El homenaje, además, estará acompañado por videos del clásico intérprete de tangos rioplatense con sus temas más reconocidos.

En el mundo de Gardel

"Interpretar a Gardel siempre me provoca nuevos aprendizajes. Para alguien que canta, su mundo es fascinante, porque no termina nunca. A medida que uno va mejorando, parece como que va alcanzando su dimensión, pero no: Gardel es inalcanzable como cantante, como productor, como artista. Es el gran referente de mi carrera", agregó Ardit.

Parte del encanto de la música de El Mago es su universalidad. Gardel, tanto en vida como luego de su muerte en Colombia en 1935, supo llegar a públicos tal vez menos conectados con las raíces del género, como sucede por ejemplo en Europa o Estados Unidos.

Además, logró abrir nuevos frentes para el tango que fueron aprovechados por artistas posteriores. Como aseguró Ardit, Gardel es el gestor del "tango internacional".

A pesar de que Ardit considera que el tango se vive de una manera especial en el Río de la Plata por donde nació, el mayor respeto y admiración hacia Gardel y su música lo encontró en Colombia, país íntimamente ligado al artista por la tragedia que le quitó la vida.

"Los colombianos sienten gran veneración por él, y el hecho de que haya muerto allí, los coloca en una página importante de su historia", afirmó.

Gardel Sinfónico se presentará hoy a partir de las 21 horas en la sala principal del Teatro Solís. Las localidades están a la venta en boleterías del teatro y Tickantel, y van de $ 400 a $ 1.200.

Populares de la sección