Arismendi: "No nos vamos a ir del barrio Marconi"

La ministra dijo que la zona cambió y hay que pensar en nuevos desafíos
Embed

La ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi tiene por estos días varios frentes. En entrevista con El Observador TV manifestó que los incidentes del viernes pasado en Marconi no serán los últimos que enfrente la sociedad uruguaya. A su entender, la propia fragmentación de la sociedad los provoca. No obstante, negó que haya un Estado fallido en el barrio y sostuvo que los equipos técnicos de los diversos ministerio no deberían retirarse de la zona. Cuestionó la propuesta del Ejército de ofrecer cursos de capacitación a los jóvenes que no estudian ni trabajan y adelantó qué pasos se están dando para avanzar en la regulación y control de los hogares de ancianos.


¿Con qué sensación recibió las noticias que llegaron del barrio Marconi los últimos días?

No es la primera vez que suceden estas cosas. Hay algunas que no trascienden. Me atrevo a decir, con gran dolor, que no va a ser la última. Y no solo puede pasar en Marconi. Es un problema de la sociedad uruguaya en el sentido de la fragmentación.

¿A raíz de lo sucedido en el Marconi, el Mides piensa tomar alguna medida?

El ministerio siempre toma medidas. Primero, hay que decir claro, el Estado y el gobierno no se van de ninguna parte. Estamos ahí y seguiremos estando.

¿Pero ha reforzado algún trabajo desde el ministerio?

Siempre hacemos un refuerzo de programas y de trabajos. Antes, durante y después del fin de semana los equipos del Mides siguen trabajando. Ya no somos nosotros, los uruguayos. Somos nosotros y los otros. Los otros pueden ser los equipos del ministerio trabajando en el barrio, la Policía o los que viven fuera del barrio. Acá hay una pelea por la cabeza, por la cultura y por la conciencia nacional que es mucho más cruda con todo lo espantoso y horrible que es la muerte. Pero estamos peleando –y no vamos a dejar de pelear- por la pertenencia a la sociedad de todas esta gente, que vive ahí o en otro lado. Ahí viven muchos trabajadores.

¿Cree que se están formando algunos guetos en Montevideo, donde hay más violencia y se permite más en el barrio?

Están peleando por apropiarse del territorio.

El expresidente Julio María Sanguinetti dijo que falta Estado en Marconi.

No. Yo creo que hay mucho Estado en el Marconi. Está la salud, está la educación, está el INAU, estamos nosotros, está la Policía. Acá hay una palabra clave que se llama interinstitucionalidad. ¿Qué tenemos que hacer? ¿Sacar la policlínica de ahí? Es una de las propuestas. Está es mi opinión personal, no involucro a Ministerio de Salud Pública. Es cierto, con eso preservo a médicos, enfermeras, personal de salud, psicólogos. ¿La saco o nos quedamos y protegemos al personal, pero atendemos a la población? ¿Nosotros, los equipos de Uruguay Crece contigo nos vamos de ahí? No nos vamos. El tema es, quizás, pensar para un nuevo desafío. El Marconi de hoy no es el de hace 10 años.

¿Los pobres de ahora son más pobres que antes, como dijo Sanguinetti? Él sostiene que quienes están bajo la línea de pobreza son más pobres y tienen peor educación

Nosotros teníamos un 4% de la población del Uruguay bajo la línea de indigencia, no de pobreza. De pobreza uno de cada tres. La indigencia es quien no tiene todos los días un plato de comida para cada miembro de la familia. Hoy tenemos un 0,4%.

Embed

¿Qué opina de la propuesta que hizo el Ejército de ofrecer talleres para jóvenes que no estudian ni trabajan?

Ellos lo van a proponer en el diálogo social, cuando lo propongan lo recibiremos.

¿Pero la propuesta inicial cómo la recibió?

No me gustó cuando se planteó que le van a enseñar buenas costumbres y reglas de higiene. Si vivo en un rancho con una lata, seguramente no voy a tener muchas normas de higiene. Ese chico no tiene water, no tiene agua corriente, saneamiento, ni pozo negro. Yo lo sentí así, si no es así pido disculpas. Pero si lo que ofrecen son cursos de capacitación para reforzar lo que tiene UTU, bienvenido sea. Ahora, el ministro de Defensa no lo planteó nunca.

Tras el incendio ocurrido en el hogar de ancianos, usted expresó que se hacía responsable de lo que le correspondía. ¿Qué es lo que le corresponde exactamente?

Todo lo que soy como gobierno, desde 2005 a la fecha.

¿Y en que falló el gobierno?

Yo tengo una solución que me dejaría fantástica con la ley: no está en condiciones, lo cierro. Hemos cerrado una cantidad. Ahora, después que lo cerramos, seguimos teniendo a las personas. Seguimos teniendo a las personas del incendio. Las que no se fueron con sus familias, siguen estando cuidadas por el Mides. Son personas que tienen jubilación y familia.

¿Qué medidas se están tomando para que esto no vuelva a pasar en un hogar de ancianos?

Se están haciendo tres cosas al mismo tiempo. Seguimos trabajando de la misma manera que hasta ahora. Inspeccionamos todas las casas que sabíamos, más todas las que nos denunciaron. Tenemos el relevamiento de cuántas personas son, su situación, estado edilicio, medicamento, ratios entre personas que cuidan y personas a cuidar. Hoy tendría que cerrar un tercio. Pero el tema es, no cumple determinados requisitos, pero las personas están cuidadas. Lo otro es que se está modificando drásticamente la habilitación de bomberos.


Populares de la sección