Armar una vianda en cinco pasos

Para armar una vianda nutritiva y variada para los más pequeños es importante tomarse un tiempo para planificar una adecuada combinación de alimentos y evitar la monotonía
La combinación adecuada asegura una alimentación nutricionalmente completa. Por ello, es importante planificar el almuerzo y ajustar la calidad nutricional de la cena. Es decir, si para el almuerzo el niño llevó pasta, a la noche se intentará preparar una carne, pollo, pescado, soufflé o legumbres, para cubrir sus necesidades proteicas.

Aquí van cinco pasos con ejemplos para preparar una vianda correcta:

1. Combinar carbohidratos (pasta/arroz/pan) con proteínas: la idea es variar (dentro de las posibilidades de cada familia) el tipo de proteína y la calidad de los hidratos de carbono. Están los hidratos convencionales como pasta, arroz o papa, pero también se pueden probar nuevas alternativas como quínoa, cous cous, trigo burgol o arroz integral.

Ejemplos: pasta con salsa bolognesa o salsa de tomate y pollo; arroz con pollo; atún con papa; sándwich de pan árabe o integral con jamón, queso, pollo o atún; omelette con queso y choclo; quínoa con arvejas o lentejas.

2. Agregar verduras atractivas: no se debe dejar de insistir para que los chicos las incorporen. Los padres y adultos responsables deben dar el ejemplo.

Ejemplos: bastoncitos de zanahoria, apio o pepino; tomates cherry; choclitos; buñuelos de verduras; brócoli; pizza de calabaza; zanahorias baby.

3. Frutas de estación para el postre: elegir frutas de estación garantiza un menor costo y un mejor sabor y calidad. Si los niños son pequeños se recomienda pelarla, cortarla y guardarla en envase hermético para que no se oxide. Si son grandes se puede enviar entera. La ensalada de fruta es una opción atractiva.

Ejemplos: manzana; pera; banana; mandarina; frutillas; uvas.

4. Hidratación: la primera opción siempre será el agua. Una correcta hidratación favorece el funcionamiento de órganos como el cerebro y permite un buen rendimiento intelectual y deportivo. Es importante agregar una botellita o un termo en la mochila. Se puede recurrir a la variedad.

5. Snacks saludables: para los recreos se pueden llevar frutos secos con pasas, yogurt, fruta, barrita de cereal, turrón, pop sin sal y sin azúcar, cereales, etc.

Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy


Fuente: El Gourmet