Arroceros esperanzados en reanudar colocaciones a Irán

Se activaron tras el acuerdo nuclear de EEUU y el país asiático
El sector arrocero, que afronta desde hace varios meses severas dificultades para exportar en un rubro que coloca en el exterior el 95% o más de la producción, tiene grandes esperanzas en que se reactiven las ventas a Irán, inexistenes en los últimos años.

Este escenario surgió como consecuencia del reciente levantamiento de las sanciones –entre otras las comerciales– que pesaban sobre Irán, fruto del denominado pacto nuclear que se selló entre ese país y Estados Unidos.

Esto fue confirmado ayer a El Observador por el vicepresidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Hernán Zorrilla, quien dijo que "es el mercado que más se está trabajando en este momento, por esas razones".

Adelantó, incluso, que tras dos o tres años sin ventas ya se acordó el envío de un barco con arroz de la zafra 2014/2015.

"Se está negociando algo más, no ha salido nada, pero es el mercado más cercano para hacer algún negocio", precisó, en tanto enfatizó que si bien las condiciones para negociar han cambiado y habrá que adaptarse, "hay expectativas importantes".

Del éxito en la concreción de nuevas exportaciones dependerá la solución a un problema grave: se aproxima otra cosecha y resta vender el 30% del arroz de la zafra anterior, cuando lo habitual a esta altura es haber comercializado todo y estar iniciando las negociaciones entre productores e industria por el precio definitivo.

Se avizora que otra dificultad será resolver, en pocas semanas, la coincidencia de mucho arroz por vender con el ingreso del arroz de la nueva campaña.

Zorrilla comentó, además, que si bien no hubo avances concretos, se ve con buenos ojos las nuevas gestiones del presidente uruguayo Tabaré Vázquez, ante su par peruano –Ollanta Humala–, y las acciones de la Cancillería, en pos de reactivar las ventas de arroz hacia Perú, donde "el arancel sigue estando firme" y no es sencillo superar el fuerte lobby de los arroceros peruanos.

En otro orden, hubo alguna venta a México mientras que, como sucede en otros rubros, sigue trancada la colocación de 90.000 toneladas de arroz elaborado que se anunció Venezuela compraría; "sería muy importante que eso saliera", dijo Zorrilla.

Señaló que hay incertidumbre en el sector porque, dados ciertos episodios climáticos que inciden en una menor productividad en distintas zonas del mundo, debería haber una demanda superior, lo cual no se ha manifestado, con ventas paralizadas, dado que ante esa expectativa no se ha querido operar a precios más bajos.

Tras los inconvenientes que hubo para sembrar, ahora el cultivo evoluciona en forma favorable dada la secuencia de días soleados, con altas temperaturas y buena disponibilidad de agua para el riego, sin que ello permita corregir los daños en la zona norte por las inundaciones.

Movilizaciones

La gremial arrocera, dijo Hernán Zorrilla, no apoya en forma explícita las movilizaciones del agro (ver nota en esta página), pero se comparte la preocupación por el aumento de las tarifas y hay, por lo tanto, un respaldo "como productores". Dijo que la ACA hace más de un año trabaja con UTE buscando tarifas más convenientes. Además, "no cosechamos nada de la baja del petróleo", dijo.

158.000 hectáreas...

es el área sembrada con arroz, un poco menos que las 160.000 hectáreas de 2014/15.



Populares de la sección

Acerca del autor