Arte & Alhajas logra comienzo auspicioso en temporada de subastas

Prilassnig presentó un remate de joyas y relojes, actividad que dio apertura al año en curso
Con cifras que cumpieron con las previsiones y una aceptable concurrencia de público, la casa de subastas Arte & Alhajas, presidida por los rematadores Ernesto Prilassnig Yelicic y Andrés Prilassnig Cunha, presentó el primer remate de la temporada.

La actividad ofreció la subasta de alhajas, relojes y monedas, lo que suma unos 300 lotes. Anillos, pulseras, caravanas, gargantillas, pares de clips, cadenas, brazaletes y relojes para dama y caballero, fueron vendidos al mejor postor.

En cuanto a valores, el monto más destacado correspondió al lote 173, una pulsera con malla de oro de 18 quilates -peso: 77,3 gramos-, vendida en US$ 2.050. El podio de precios más significativos lo completa una cadena para reloj de oro de 18 quilates con punzón -largo: 152 cm.- y para un prendedor doble "Águila" de oro de 18 quilates del año 1863 -40 gramos de peso-, ambos subastados en US$ 1.850.

Otros lotes destacados fueron un anillo de oro gris con brillante central de 1,5 quilates y brillantes, rematado en US$ 1.800 y un prendedor de platino "flor "con brillantes, vendido en
US$ 1.700. Además, un brazalete antiguo de oro de 18 quilates -peso: 60 gramos- se subastó en US$ 1.600.

En U$S 1.000 se remató también un reloj Geneve Quartz sellado de 14 quilates -peso: 68,7 gramos- y una cadena para reloj de oro de 18 quilates -largo 160 cm.- En tanto, por US$ 800 se remató una gargantilla Art Deco de oro de 18 quilates -peso: 20 gramos- y en US$ 700 una pulsera antigua de oro de 18 quilates con rubíes y brillantes -peso: 25 gramos-.

El remate fue presentado el pasado miércoles 9 por Ernesto Prilassnig Yelicic, quien llevó la subasta en un ritmo ágil y dinámico, el cual fue acompañado además por las ofertas que llegaron a través del teléfono.

En un balance preliminar el rematador Andrés Prilassnig comentó a El Observador su su conformidad con el resultado de la actividad. "Estamos muy conformes con los resultados de toda la actividad en general. Fue un muy buen remate para comenzar el año y sumado a eso una buena concurrencia de público que mantiene el interés en invertir en alhajas de estilos variados".

De cara a las propuestas que se ofrecerán en abril y mayo, Prilassnig dijo que la casa de subastas tiene la recepción de mercadería abierta y que se está trabajando en la planificación de los remates de antigüedades, mobiliario, platería criolla y pintura nacional.

Acerca del autor