ARU advierte que suba impositiva aleja inversiones

Significa perder competitividad y puede impactar en menos empleo, dijo Zerbino.

La Asociación Rural del Uruguay (ARU) maneja con preocupación la incidencia de la presión tributaria que al inicio de este año marca el aumento del 8,9% en la Contribución Inmobiliaria Rural (CIR). Además en algunos departamentos el descuento por buen pagador se redujo de un 15% a un 5%, lo que en estos casos el incremento llega a casi un 20% y es la mejor forma de correr las inversiones, destacó a El Observador el presidente de la gremial, Pablo Zerbino.

El dirigente explicó que la situación se está agravando y es la forma de correr las inversiones nacionales y extranjeras que quieren apostar al campo, como el sector económico más importante para el país.

Zerbino afirmó que si siguen aumentando los impuestos y las tarifas, junto al atraso cambiario, se estará impactando en la pérdida de competitividad. Esto "va a generar un resentimiento en la actividad empresarial, lo que va a desembocar en menor empleo a nivel del sector y un desmejoramiento económico de toda la población nacional como ya lo hemos visto".

El titular de ARU mencionó que una de las intendencias que rebajó los beneficios por buen pagador es la de Durazno, lo que significa otro costo para el productor en relación a un impuesto que es un área muy sensible porque está vinculado al mantenimiento de rutas, caminos y puentes que está muy mal.

Zerbino admitió que la ARU está permanentemente haciendo gestiones en ese sentido y remarcó que es necesario que el país haga un sinceramiento sobre la verdadera importancia que tiene el sector agropecuario para la economía nacional.

El dirigente agregó que cuando las condiciones de negocios están claras y sobre todo estables, el sector responde claramente. Precisamente la conocida cuota de carne 481, es un ejemplo de cómo responde el productor una vez que el negocio es claro y que se estabiliza en cuatro o cinco años.