Ascienden a más de 140 los muertos por bombardeo en Yemen

La acción aérea dejó personas heridas

Más de 140 personas murieron y más de 525 resultaron heridas el sábado en un bombardeo aéreo durante un funeral en Saná, Yemen, informó Naciones Unidas.

"La comunidad humanitaria de Yemen está en shock y escandalizada por los ataques aéreos de hoy, que tuvieron como blanco una sala pública donde miles de personas participaban en un funeral", dijo el coordinador de asuntos humanitarios de la ONU en Yemen, Jamie McGoldrick.

El balance proviene "de las primeras informaciones comunicadas por el personal sanitario", dijo el alto funcionario, que pidió el inicio de una investigación sobre la tragedia.

El portavoz del ministerio de Salud de Yemen había mencionado, algo más temprano, un balance de "más de 520 heridos y más de 100 mártires".

Los ataques han sido atribuidos por los rebeldes chiitas hutíes a la coalición árabe dirigida por Arabia Saudita. Ésta rechazó las acusaciones, afirmando que no había llevado a cabo operaciones militares en el lugar y que debían buscarse "otras causas".

El ataque tuvo lugar cuando centenares de personas ofrecían sus condolencias por el reciente fallecimiento de la madre del ministro del Interior del Gobierno insurgente, Yalal al Ruishan, en un salón de eventos del barrio residencial de Al Jamsín.

Cuatro bombardeos golpearon la sala de forma consecutiva, los últimos dos de ellos en el momento en el que ya habían dado comienzo las labores de evacuación y rescate, relataron testigos a Efe.

El portavoz del Ministerio de Sanidad del Gobierno de los rebeldes hutíes, Gazi Ismail, dijo en una rueda de prensa que ha pedido a todos los médicos especialistas que acudan para "salvar a los heridos" y a los ciudadanos que donen sangre.

Asimismo pidió a las organizaciones internacionales que operan en el Yemen que "cumplan con sus deberes humanitarios" y "presten atención médica y tratamiento a los heridos".

Los heridos fueron trasladados a los hospitales en ambulancias y vehículos privados, ya que los servicios de emergencia se han visto desbordados en medio de una situación caótica, tal y como pudo constatar Efe.

Al mismo tiempo, se vivieron escenas de dolor ya que muchas personas se acercaron al lugar del ataque para averiguar la suerte de parientes y conocidos que habían acudido a esa sala, que quedó completamente destruida.

Por otra parte, una fuente del movimiento rebelde de los hutíes dijo a Efe que entre los fallecidos podría haber dirigentes del Gobierno insurgente, que estaban presentes en la ceremonia blanco del ataque.

La coalición de países árabes y suníes comenzó su campaña militar en el Yemen en marzo de 2015 en contra de los rebeldes chiíes, que controlan la capital Saná, y en apoyo de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, exiliado actualmente en Riad.


Fuente: En base a agencias

Populares de la sección