Así es el protocolo de violencia doméstica para funcionarios policiales

El Sindicato de Policías cuestionó el reglamento por considerar que no ofrece garantías a los trabajadores

Objetivos

El protocolo reglamentado en 2015 tiene como objetivo "erradicar las situaciones de violencia doméstica y/o violencia de género que involucran, directa o indirectamente, al funcionariado del Ministerio del Interior", ya sean víctimas o agresores. En esa línea, dispone la aplicación de "procedimientos administrativos, disciplinarios y/o reparatorios" para víctimas y victimarios.

Para quién
La aplicación del protocolo es para cualquier funcionario del Ministerio del Interior "independientemente de la naturaleza del vínculo" que tenga con la cartera. Uno de los pilares sobre los que se basa es la prevención, por lo que el documento establece que es "imprescindible" que el protocolo se incorpore a la currícula de formación de los funcionarios ministeriales.

Denuncias
Es obligatorio que el personal del Ministerio del Interior que esté en conocimiento de un caso de violencia doméstica o de género que involucre a alguien del personal de la cartera, lo denuncie de manera inmediata. "Todas las actuaciones a que diera lugar la denuncia serán de carácter reservado", aclara el documento. Se deben denunciar a la Unidad de Violencia Doméstica.

Falta grave
No cumplir con lo que se establece en el Protocolo constituye una "falta grave" y puede traer como consecuencia medidas disciplinarias. "El estricto cumplimiento de este protocolo asegura para todas las partes garantías de un trato digno y ajustado a derecho, destaca el texto.

Cuando un policía es denunciado se le debe retirar el arma "de manera preventiva". Una Junta Médica Nacional de Aptitud evaluará si se le puede devolver. Mientras se le retiene, el arma queda bajo custodia en su lugar de trabajo y el funcionario policial deja de realizar tareas que requieran el uso del arma, lo que implica por lo general que pasa a cobrar menos salario.

Recepción de la denuncia
Si la denuncia se realiza en una seccional policial, se debe derivar dentro de las 24 horas siguientes, a la Unidad Especialidad de Violencia Doméstica y de Género, "a efectos de su contralor y del seguimiento de las medidas judiciales dispuestas". "Toda denuncia que involucre a policías y personal del Ministerio del Interior deberá ser comunicada a la Subdirección Nacional Técnica de Sanidad Policial", agrega el protocolo.


Populares de la sección