ASSE cierra edificio del ex Filtro por estar en malas condiciones

Trasladará los servicios a otros centros de la zona de Jacinto Vera
Los carteles pegados en la policlínica Doctor Enrique Claveaux sorprendieron ayer por la mañana a los usuarios que iban a atenderse a ese lugar, mejor conocido como el exhospital Filtro. "Reunión urgente por el cierre del centro", se leía en varias carteleras del viejo hospital, hoy un centro de salud del barrio Jacinto Vera, que tiene paredes despintadas y puertas rotas.

El miércoles, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) comunicó a los funcionarios que los servicios de esa policlínica serían trasladados a otras de la zona. Según pudo saber El Observador, la información le llegó a los trabajadores a través de integrantes de la Red de Atención Primaria (RAP) –que agrupa a los servicios de policlínica– y se les comunicó que el 1 de octubre el exhospital Filtro dejaría de funcionar.

Si bien el anuncio no era oficial, puso en alerta a los funcionarios, que advierten que el cierre de ese policlínico puede entorpecer la atención de los usuarios de la zona. Según dijo a El Observador Martín Pereira, secretario general de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), los aproximadamente 100 trabajadores del ex Filtro serán reubicados, aunque "no hay un tratamiento formal del tema por parte de ASSE".

"Fue muy desprolija la forma de comunicarlo a los trabajadores", criticó Pereira. Sin embargo, fuentes de ASSE indicaron a El Observador que no se trata de un "cierre" sino de "un traslado de los servicios". Además, agregaron que el tema está sujeto a estudio y que sí existe la convicción de que "habrán cambios".

Todavía no está definida una fecha en la que el tradicional edificio dejará de funcionar ni a qué centros se trasladarán los servicios que hoy se ofrecen en ese lugar.

El objetivo del prestador público de salud es que se concentre en un mismo lugar, que será un policlínico en la misma zona, aunque tampoco hay todavía una definición tampoco en ese aspecto.

Desconcierto

Actualmente ya no se agendan consultas en el ex Filtro, lo que para los funcionarios es un grave problema porque muchos pacientes están sin atención y no saben dónde se atenderán en el futuro, cuando el centro de salud cierre sus puertas.

Ese desconcierto era vivido en la tarde de ayer por varios usuarios, que sacaban fotos a los carteles que anunciaban un inminente cierre. Una de las pacientes, vecina de la zona, dijo a El Observador que su médico de cabecera prefirió no darle hora para una próxima consulta hasta no tener un panorama claro de dónde se iba a atender. Dos jóvenes del interior, que estudian en Montevideo y
aunque viven en La Blanqueada iban a la policlínica a buscar medicamentos casi todos los meses, esperaban afuera para averiguar a dónde debían dirigirse una vez que el traslado se concretara. Lo cierto es que, por ahora, eso no fue resuelto.

El lunes próximo el directorio de ASSE tendrá una reunión con integrantes del sindicato de funcionarios, en la que aclarará de qué manera se realizará el traslado y en qué condiciones. Fuentes del organismo aseguraron que todos los cambios se realizarán previa consulta tanto con el gremio de los trabajadores, como con el Sindicato Médico del Uruguay (SMU).

En ASSE admitieron que el estado del centro impide que se continúe trabajando en ese lugar, construido en la década de 1940, a pedido del ministro de Salud Pública de esa época, Claveaux. Según indicaron en el organismo, era más rentable trasladar las prestaciones a otro lugar antes que repararlo, por las malas condiciones en las que se encuentra.

Unos pocos minutos dentro de la policlínica bastaron para notarlo. A las paredes despintadas, con manchones de humedad y puertas que no invitan a entrar a la policlínica, se le suman pasillos con poca luz y ventanillas para el retiro de medicamentos deterioradas.

Desde hace varios años, el exhospital ha ido dejando, paulatianemente, de tener ciertos servicios. El último cambio se produjo el año pasado, cuando ASSE resolvió cerrar el laboratorio, porque comenzó a funcionar el del Instituto Nacional de Ortopedia y Traumatología (INOT), ubicado en el antiguo edificio Libertad, actual sede de ASSE. Varios años antes, había cerrado la emergencia y los pacientes eran derivados al Hospital Español. Actualmente, también se utiliza la del INOT, que queda a muy pocas cuadras de la policlínica.

El exFiltro funcionó como hospital hasta pasada la década de 1990. Su nombre sonó con fuerza el 24 de agosto de 1994, cuando un enfrentamiento con la Policía dejó como resultado un muerto y decenas de heridos en una manifestación contra del traslado de tres vascos acusados de integrar el grupo terrorista ETA.

Populares de la sección

Acerca del autor