Astori: acabó el tiempo de competir en base a dólar alto y salarios bajos

Autoridades del FMI elogiaron conducción económica local y el "ajuste fiscal gradual" en ejecución
Los tiempos en los que se competía en base a tipos de cambio altos y salarios bajos ya terminaron hace mucho", enfatizó ayer el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, en el marco de una conferencia organizada por su cartera, el Banco Central y el Fondo Monetario Internacional, donde concurrieron expertos de todo el mundo y autoridades económicas de la región.
En la apertura del congreso América Latina: reformas estructurales para impulsar el crecimiento económico, Astori sostuvo que en el mundo actual se compite a fuerza de conocimiento, innovación, eficiencia y productividad.

El ministro identificó dos exigencias que enfrenta Uruguay para atraer capitales: el mejoramiento de la capacidad humana y de la capacidad física (tanto a nivel de transportes, como de comunicaciones, servicios portuarios y energía).

Diversificación, inserción internacional y reformas estructurales, fueron algunos de los temas que se discutieron a lo largo del día en distintos panales a cargo de académicos y jerarcas de Uruguay y la región.

En ese debate, Astori sostuvo que diversificar una economía no equivale siempre a "aumentar el número de actividades en juego". T ambién se diversifica cuando "se va modificando la estructura de valor de una actividad que ya se viene realizando", y añadió que el país es un "ejemplo" en ese terreno.
"La incorporación de conocimiento que se ha hecho en la producción agropecuaria tiene todo el efecto de una diversificación importante, porque entre otras cosas le ha permitido a Uruguay entrar en mercados muy exigentes en materia de calidad, que, por otra parte, retribuyen esa calidad con el pago de buenos precios", sostuvo.

En esta línea, llamó a "evitar discusiones superficiales y quizá peligrosas en sus conclusiones". Como ejemplo de esto mencionó la "tradicional discusión" acerca de cómo hay que evitar la primarización de las economías latinoamericanas. "Planteado en esos términos conduce a conclusiones peligrosas, como las de ocultar los cambios en la composición de valor de los productos primarios de nuestras economías", indicó.

Los elogios del FMI


En el marco del evento, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, elogió a la economía uruguaya y sostuvo que el ajuste fiscal que realiza el gobierno es "el camino a seguir" y un ejemplo para la región. Sostuvo que el país necesita –como toda América Latina– un "proceso de consolidación fiscal gradual pero sostenido".

"No es un tema como en otros países de la región donde pensamos que hay que hacer un cambio rápido (...) en el caso de Uruguay lo que es importante es mantener las tendencias que se habían observado en el pasado", expresó.

Werner dijo que la uruguaya "es una de las economías de la región que está mejor posicionada para mantener su salud financiera y económica". Esto requerirá un esfuerzo más grande que en tiempos pasados por el contexto más desafiante que se enfrenta. "No se puede alcanzar lo mismo con el mismo esfuerzo en un entorno más difícil", dijo.

Asimismo, Werner afirmó que la expansión de la economía uruguaya no fue consecuencia del boom de las materias primas –ciclo del que sí se benefició, aclaró– sino que los "buenos datos" también "se debieron a cambios estructurales, y hay que mantener esa dinámica para adelante".
De todas maneras, pidió "continuar con la lucha para bajar la inflación a los niveles" que se habían visto "en los últimos 10 años". A esto sumó la necesidad de pensar "cuáles son las políticas que deben complementar lo que ya se ha hecho para estimular un proceso de crecimiento de la inversión, de la productividad en los próximos años".

Diversificación económica


Una larga discusión y escasos resultados

El primer panel de la conferencia discutió acerca de cómo encarar la diversificación económica en la región. El exministro de Economía de Chile, Andrés Velasco, sostuvo que Latinoamérica tiene un "problema de crecimiento de larga data", algo que la clase política "no quiere escuchar", al tiempo que aseguró que la diversificación productiva es importante porque la región no es tan "rica" en recursos naturales como cree.

Por su parte, el exsecretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, indicó que en el terreno de la diversificación se sabe qué hacer, "el tema es cómo". El punto clave, agregó, es cómo lograr esto para continuar creciendo. Por su parte, el exministro de Economía y expresidente del Banco Central de Chile, José De Gregorio, dijo que su preocupación es que hace 50 años se habla acerca de la necesidad de diversificar y los resultados obtenidos no han sido satisfactorios.

Asimismo, se preguntó si el crecimiento económico genera la diversificación o si es al revés.
En tanto, el presidente de la Federación Brasileña de Bancos, Murilo Portugal, dijo que algunos de los países más diversificados "no son los de mejor desempeño económico". En este sentido, señaló que no está seguro de que sea un imperativo, y resaltó que hay "malos ejemplos" de diversificación.

La integración internacional


Propuesta para una integración americana

En el panel titulado Promoviendo el crecimiento a través de la integración internacional, el director académico del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres), Ernesto Talvi, lanzó una propuesta y se mostró confiando en que están dadas las condiciones para avanzar en una Asociación Transamericana que agrupe a los países de América del Norte y del Sur. La idea del think tank uruguayo apunta hacia un acuerdo "más pragmático y práctico" respecto al intento frustrado del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que apunte a crear reglas de origen comunes para todos los países y a reducir los costos de transacción del comercio.

Asimismo, comprende una plan para facilitar una integración para el desarrollo de la infraestructura blanda y dura de la región. A juicio de Talvi, un elemento importante de la agenda de integración ha sido un memorando de entendimiento recientemente firmado entre Brasil y EEUU para facilitar el comercio. "Para Estados Unidos Brasil es el gran premio. En el sector privado están de acuerdo con una integración más agresiva", aseguró Talvi. En una línea similar, el economista jefe de la CAF, Pablo Sanguinetti, dijo que el Mercosur debería discutir su agenda y revisar su política de excepciones al Arancel Externo Común (AEC) y reducir sus propios aranceles.

Retomar el crecimiento


Más financiamiento por falta de ahorro


En el panel titulado "Mejores políticas hacia una nueva fase de crecimiento", el execonomista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo, Guillermo Calvo, destacó que si bien la región viene de un período de auge, a excepción de Chile, el resto de los países a "malgastado la bonanza y no ha ahorrado", por eso hay una gran necesidad de financiamiento. Por otro lado indicó, que las tasas de crecimiento no son suficientes para que la región crezca al ritmo necesario "para que la gente salga de pobreza".

El experto consideró que la región va a depender de fondos externos y que el problema es que hoy se enfrenta "una tremenda crisis de liquidez". Para poder crecer se necesita un sistema financiero global "estable y confiable", apuntó. A su turno, el presidente del Banco Central, Mario Bergara, resaltó que la volatilidad e incertidumbre "está más alta que nunca", pero consideró que Uruguay hoy está "mejor preparado" que en el pasado para enfrentar shock externos. En tanto, el presidente del Banco Central de Argentina, Federico Sturzenegger destacó como aspectos claves para crecer la acumulación de capital, la educación, la innovación y la productividad del gasto público por parte de los gobiernos para contar con mejor infraestructura y servicios.



Populares de la sección