Astori enfrenta al FA por beneficios a donantes de universidades privadas

La exoneración impositiva se inauró durante el primer gobierno de Vázquez
El gobierno se enfrenta otra vez a la bancada del Frente Amplio. En esta oportunidad, la manzana de la discordia es un artículo del proyecto de Rendición de Cuentas que elimina los beneficios tributarios para las empresas que donan a universidades privadas. La iniciativa para suspender estos beneficios fue aprobada por unanimidad de la bancada de izquierda de Diputados la semana pasada ante la presencia de Michael Borchardt, de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Sin embargo, el ministro de Economía, Danilo Astori, expresó ayer en conferencia de prensa su "sorpresa" por esta medida y su discrepancia con la iniciativa.

"No estoy de acuerdo; me parece que es una medida que no deberíamos poner en práctica", dijo ayer Astori en Carmelo, donde el Consejo de Ministros se reunirá esta mañana. "Es necesario mantener condiciones de equidad desde el punto de vista del apoyo a toda la enseñanza superior del país y yo creo que es necesario hacer esfuerzos para volver a pensar en este tema y tratar de revertir la propuesta que se ha hecho al respecto", agregó el ministro.

Astori anunció además que hoy se reunirá con los rectores de la universidades privadas. "Los vamos a escuchar pero la posición del ministerio es la que acabo de dar", insistió.

Los rectores de la universidades manifestaron su discrepancia con la medida propuesta y anunciaron que afectaría la cantidad de becas otorgadas y las investigaciones que se financian con donaciones.

Una fuente del gobierno informó a El Observador que se harán gestiones para cambiar la resolución de la bancada, aunque todavía no está definido si será cuando el proyecto de Rendición se discuta en el pleno de Diputados o en el Senado.

"Es un tema de equidad y de propuesta en materia educativa también; no creo que estas cosas se resuelvan en función de razones ideológicas", explicó Astori, en evidente alusión a los argumentos dados por los diputados Macarena Gelman y Gonzalo Civila.

Gelman dijo en entrevista con El Observador que "no es un tema que sea un monto significativo" (las cinco universidades privadas reciben US$ 1,4 millones en promedio al año), sino que se trata de una cuestión "programática". El diputado Civila fue más explícito. Dijo que se trata de una decisión "política e ideológica".

Pero los cruces entre el ministro y el diputado no quedaron solo ahí, sino que radican en cuestiones de fondo y forma.

Sorpresa por la sorpresa

"Yo no tengo derecho a opinar sobre los fundamentos de las propuestas porque no los conozco y me encontré con cierto grado de sorpresa. No sé como se gestó esto y realmente me sorprendió", dijo ayer Astori.

Unos minutos después, Civila expresó en su cuenta de Twitter su "sorpresa" porque la aprobación del proyecto en la bancada contó con la presencia de Borchardt, asesor de Astori. "En la bancada se definió por unanimidad y Borchardt dijo que no había dificultades y que era una discusión que debía darse en el Parlamento", explicó Civila. Por su parte, Martín Couto, diputado suplente del IR, el sector que presentó el proyecto en la bancada, aseguró a El Observador que Borchardt dijo en la reunión con los diputados que "era potestad del Poder Legislativo agregar o sacar instituciones de esa lista".
"Se dice que es poca plata (lo que se exonera de tributos por donaciones a universidades privadas), pero la renuncia fiscal del año pasado ($ 36 millones) es un poco menor al fondo que promueve la industria nacional audiovisual ($ 43 millones)", agregó Couto.

El proyecto de la bancada borra con el codo lo que el gobierno escribió con la mano años atrás. "No esperaba que se hiciera una propuesta de ese tipo (porque) este régimen se instauró en el período que yo era ministro de Economía durante el primer gobierno del doctor Tabaré Vázquez y ha funcionado hasta ahora muy bien", dijo ayer Astori.

"A mí me parece que la apertura y el funcionamiento de universidades privadas le ha hecho muy bien al país, le ha hecho muy bien en primer lugar a la Udelar, porque la ha ayudado, la ha estimulado a mejorar su trabajo y naturalmente ha abierto el espectro de posibilidades de formación superior de diversos orígenes", agregó el ministro, que fue decano más joven de la Facultad de Economía de la Udelar.

Populares de la sección