Astori: "La situación de ANCAP está mejorando a una velocidad llamativa"

El ministro de Economía dijo que el BCU acompañará la "tendencia" internacional del dólar en los próximos meses
La situación de ANCAP está "mejorando a una velocidad llamativa" y hoy es una empresa que "tiene una estructura de costos bastante diferente" a cuando el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) empezó a trabajar con ella a mediados del año pasado. Además, actualmente posee una "programación de inversiones totalmente diferente" a la que se encontraron los representantes de Economía cuando llegaron a la empresa. Estas fueron algunas de las afirmaciones del titular del MEF, Danilo Astori, quien este martes visitó la Expo Prado. En ese marco fue entrevistado por el periodista Eduardo Blasina en el programa Tiempo de Cambio, que emite Radio Rural.

Astori agregó que los costos operativos de la empresa petrolera "han disminuido excepcionalmente", aunque admitió que los costos de distribución "aún tienen un peso excesivo en los resultados" de ANCAP. El ministro indicó, asimismo, que en ALUR -que días atrás perdió a su gerente general luego de conocido un convenio salarial que despertó el rechazo del presidente Tabaré Vázquez- "ya hay cambios similares" a los que ha experimentado ANCAP.

"A la pregunta de si en ALUR estamos cambiando, la respuesta es afirmativa", dijo.

Embed

El ministro afirmó que el trabajo que el MEF está llevando adelante con el conjunto de las principales empresas públicas está dando "números muy auspiciosos". Cuando asumió la administración de Vázquez en marzo del año pasado, dijo, las empresas públicas explicaban la mitad del aumento del déficit fiscal en el país en los últimos años. Se observaba "una curva de deterioro fiscal en las empresas muy importante". Por el contrario, "hoy son la única zona del sector público en la que hay superávit".

Cuando se le recordó que esta situación se había dado con él como vicepresidente -durante la presidencia de José Mujica- Astori dijo que tanto él como el entonces ministro de Economía, Fernando Lorenzo, habían "advertido" acerca de la situación de las empresas públicas. "No solo con énfasis sino en diversas oportunidades", agregó.

Temporada récord

De acuerdo al secretario de Estado, el deterioro de los países de la región que llevó a que el gobierno corrigiera a la baja las proyecciones de crecimiento que había dado a conocer el año pasado en el Presupuesto "parece estar atenuándose". Igualmente, manifestó que le "preocupan" un poco algunas "medidas proteccionistas" que Argentina puso en práctica y que "afectan" a algunos sectores de la industria nacional.

Lea también: Núcleo industrial acentúa caída y la gremial reclama paliativos

En relación a Argentina, Astori indicó que se atraviesa "la mejor situación de paridad cambiaria en mucho tiempo". Por este motivo, añadió, es de esperar que se dé una "muy buena temporada turística" este año.

"Yo diría una temporada récord", sostuvo.

El turismo, dijo, es el principal rubro de venta del país al exterior -por encima de los US$ 3.000 millones-, y es un sector que "no tiene techo a la vista". Representa alrededor de siete puntos del producto, una "participación de peso, que se acerca a algunos de los sectores productivos más importantes del país, como el que está representando en esta exposición", manifestó.

Consultado acerca de la realidad del agro, el ministro sostuvo que se viven tiempos de heterogeneidad en materia de precios. Algunos (como la soja y el arroz) han experimentado "algunas evoluciones auspiciosas", pero otros (el caso de la carne y la leche) no han tenido la misma suerte.

"Al agro lo veo más perjudicado por precios que por cantidades", dijo, a diferencia del núcleo duro industria, al que le impactan ambos, comentó.

En respuesta a cómo se podrían bajar los costos a los productores en este escenario, Astori indicó que "el dilema" de la política económica es que se necesita asegurar para la economía en su conjunto algunos equilibrios macroeconómicos que son "fundamentales": el "combate" a la inflación y la "mejora" de la situación fiscal. Estas metas achican el margen de maniobra para reducir los costos, señaló.

Acompañar a la tendencia

El ministro también se refirió a qué trayectoria podría seguir el dólar en los próximos meses. A su entender hubo previsiones que colocaron al tipo de cambio "en una situación bastante absurda", en $36 o $37 para fin de año. Tendrá una "levísima tendencia al aumento", señaló.

En este terreno, agregó que el Banco Central (BCU) seguirá actuando "con la misma eficacia" que hasta ahora, y que, además de tener una política monetaria "disciplinada" tendrá una política monetaria "flexible". Lo que hay que esperar del BCU para los próximos meses, dijo, es un "acompañamiento" de la tendencia internacional en relación a la divisa estadounidense.









Populares de la sección