Astorismo dice que secretaria quería estar en negro, pero eso no lo exime de culpa

En Asamblea Uruguay discrepan sobre la importancia de los aportes al BPS
Una vez enterado del contencioso entre el expresidente del Sodre Jorge Orrico y Asamblea Uruguay, el inspector general de Trabajo, Gerardo Rey –también astorista– situó el asunto en estos términos: "Todos los trabajadores tienen un derecho. No podemos permitir que se diga 'bueno, los trabajadores aceptaron determinada situación'. El caso más emblemático es el del sector doméstico donde es común escuchar 'ella fue la que me pidió no aportar a la seguridad social'. En este caso es lo mismo. Es muy poco relevante si se trata de una situación consensuada o aceptada. Lo que hay es una falta de aportes a una trabajadora y, quien sea el responsable, deberá responder ante los organismos que corresponden", dijo Rey.

Justamente esa excusa que, según Rey, no puede ser utilizada por ningún empleador, fue la que expuso Claudia Hugo –pareja y asesora del ministro de Economía, Danilo Astori– para explicar por qué a nadie se le ocurrió realizar los aportes de la secretaria de Orrico al Banco de Previsión Social (BPS).

"Ella (la secretaria) dijo que era jubilada cuando ingresó" al Parlamento y "venía a cobrar una extra. Así se mantuvo todos esos años y nunca el legislador nos ordenó otra cosa (...) Ella ya era jubilada cuando ingresó y nunca tuvo interés en estar aportando a BPS", dijo Hugo en declaraciones al informativo de VTV.

El Banco de Previsión Social (BPS) ya dictaminó que hubo omisión en el pago de aportes de la secretaria de Orrico, y se encuentra analizando de quién es la responsabilidad. Para ello ya citó a Asamblea Uruguay y a Orrico para que hagan sus descargos. El exdirigente de Asamblea Uruguay renunció al Sodre el jueves 1° –a pedido de la ministra de Educación María Julia Muñóz– luego de que Astori le retirara su confianza política.

Lea también: Claudia Hugo: secretaria de Orrico "nunca tuvo interés en estar aportando a BPS"

Orrico –quien fue legislador de Asamblea Uruguay durante 20 años– fue acusado por su grupo político de no haberle pagado los aportes al BPS que le correspondían a la que fuera su secretaria durante 20 años.

Orrico dijo ante el BPS que esa responsabilidad le cabía al sector que lidera Astori y, más precisamente, que Claudia Hugo se encargaba de la tarea.
El martes 6, la dirección de Asamblea Uruguay y sus legisladores sacaron una declaración en la que coincidieron en señalar que es el legislador "el que determina y le indica a la organización qué, cómo y a quién pagar".

Ayer Claudia Hugo abonó esa tesis, además de admitir que estaba en conocimiento de que la secretaria de Orrico no aportaba a la seguridad social. "Los aportes al BPS los realiza la organización, que es el partido político Asamblea Uruguay, pero de acuerdo a lo que ordena el legislador. El legislador tiene una partida para distribuir y él (Jorge Orrico) la distribuyó entre sus dos secretarias. Él no autorizó nunca a pagarle aportes. El legislador es quien ordena a la organización lo que se tiene que pagar. Él (Orrico) ordenaba lo que tenía que pagar a sus secretarias. No hay ningún misterio en esto", dijo Hugo.

"Deslealtad"Más tarde, también Astori ratificó esa lectura de los hechos. A la salida de un almuerzo en la Cámara de Comercio Uruguay-Estados UNidos fue abordado por los periodistas, a quienes dijo que se iba a remitir al contenido del comunicado de Asamblea Uruguay.

"Quienes integran la secretaría de los legisladores dependen de los legisladores, no son funcionarios de Asamblea Uruguay. Son los legisladores los que eligen a quiénes contratan, cuánto le pagan y a través de qué modalidad le pagan", insistió Astori.
Sostuvo que "en sus 22 años de vida Asamblea Uruguay jamás tuvo un problema de este tipo porque ha cumplido rigurosamente, escrupulosamente con todas sus obligaciones en materia de seguridad social".

"Ahora tenemos este lamentable contencioso, este lamentable litigio que, me parece, no debemos discutir, con todo respeto lo digo, a través de los medios de comunicación", dijo Astori.

El ministro de Economía señaló que su grupo se atendrá a lo que resuelva el BPS, no aceptó más preguntas y dio por terminada la entrevista con los medios. Luego, recogió su abrigo y, cuándo se disponía a retirarse, un periodista intentó sacarle una declaración más sobre el polémico asunto.

Entonces, el líder de Asamblea Uruguay reaccionó enojado. "Qué deslealtad", se quejó. No quedó claro si se refería al periodista insistente o a la denuncia de su examigo Orrico que lo puso en una situación, por lo menos, incómoda.



Asti y un cambio de criterios

El diputado Alfredo Asti (Asamblea Uruguay), quién primero salió públicamente a defender la postura de su sector, pareció caer en una contradicción cuando trató de explicar la forma en la que se pagan los aportes al BPS de los secretarios. "Cada legislador determina qué funcionarios van a ocupar su secretaría y qué salario corresponde dentro de cada partida. Cada legislador decide cuánto ganan sus funcionarios y los aportes que se realizan", dijo Asti en los últimos días. Sin embargo, el 19 de julio de 2007, en el programa radial En Perspectiva, Asti había dicho otra cosa. "Nuestros secretarios figuran en una planilla del sector, se les abonan los sueldos, hacen los aportes correspondientes al Banco de Previsión Social, las retenciones por el anterior impuesto a las retribuciones personales y a partir de ahora por el IRPF sobre sus salarios", sostuvo. Reiteró que es el sector el que cobra "esa partida con la cual contrata el personal de secretaría que trabaja con los legisladores o con el propio sector".





Populares de la sección