Astoristas quieren abandonar su fama de clase media intelectual

En un documento interno dicen que la acción del FLS benefició a los más pobres
Malvin es un barrio manso, de clase media, o más bien de clase media alta, con un también alto nivel de educación formal y donde la izquierda suele tener una votación más que decente cuando llega la época de elecciones.

Allí vive el ministro de Economía y líder del Frente Líber Seregni (FLS), Danilo Astori, quien, según un juicio bastante generalizado, refleja las características de la mayoría de sus votantes.

Es decir, uruguayo de clase media, moderadamente izquierdista y con inclinaciones intelectuales.
Pues bien, desde el FLS pretenden terminar con lo que, consideran, es un prejuicio injustificado ya que el sector ha crecido bastante en las zonas humildes y es uno de los principales impulsores de políticas económicas y sociales que han beneficiado a las personas más empobrecidas de la sociedad.

. Esto ocurre en circunstancias en las que el gobierno se apresta a subir el impuesto a la renta (IRPF) en aquellas franjas que afectan a los que ganan, al menos, por encima de los $30 mil pesos.

Asimismo, en el FLS consideran necesario blindar a la figura de Astori para que no se desgaste en constantes debates públicos tanto hacia afuera como hacia adentro del Frente Amplio.

"Históricamente se identifica al votante FLS con frentistas politizados e intelectuales o profesionales de clase media. Sin embargo nuestro principal objetivo de captación debe ser los cientos de miles de uruguayos de todo el país que el FA con sus políticas económicas sacó de la pobreza pero que aún no pueden consolidar su situación ni acceder a bienes y servicios que garanticen cobertura de derechos básicos del núcleo familiar", se advierte en un borrador de documento que servirá como insumo de la Agrupación de Gobierno del sector.

. No obstante, en el escrito al que tuvo acceso El Observador también se señala que "identificar al FLS exclusivamente con el 'astorismo' y las políticas económicas, expone a Astori y limita su capacidad de incidir en temas relevantes para el desarrollo como la educación, la seguridad, la infraestructura y un nuevo pacto social".
En ese sentido, se considera que "apoyar al gobierno de Tabaré (Vázquez) también significa preservar a Danilo en el ejercicio de su función clave sin exponerlo innecesariamente a estériles debates internos" y se recomienda que la Agrupación de Gobierno del sector distribuya "roles de articulación intersectorial en todos los niveles: ejecutivo, legislativo, FA y departamentales".

Fuentes del FLS coincidieron en que hay una mayor presencia mediática de dirigentes que, como José Carlos Mahía, Carlos Varela, Oscar de los Santos, Pablo Ferreri o Alfredo Asti, entre otros, están fijando la posición del grupo sin necesidad de que siempre quede expuesto Astori.

La región.

Además, en el documento se considera que el Frente Líber Seregni "necesita volver a su rol fundacional y dejar de ser un movimiento de opinión exclusivamente metropolitano".
"Se requiere estructura y nuevas alianzas que generen apertura y crecimiento político. Tenemos que transformarnos en puerta de entrada al Frente Amplio para independientes, agrupaciones departamentales y organizaciones políticas, civiles y sociales que no se sientan representadas. Hay que concretar acciones para sintonizar fino con la gente, más allá de los dirigentes y de los ciudadanos altamente politizados; tenemos que estar atentos a las demandas sociales", se aconseja en el documento.

Por otra parte, en el escrito interno del FLS se señala que "la coyuntural regional" tiene que dejar enseñanzas para todo el Frente Amplio.

"Dentro de la izquierda latinoamericana el FA tiene un rol de liderazgo que debe ocupar en todos los ámbitos, reivindicando los valores y las utopías esenciales que legitiman nuestra identidad política y social. La confianza en la izquierda tiene como pilar la transparencia y la ética, por lo cual el Frente debe liderar la radicalización de un proceso y sistema anticorrupción aún más profundo, eficaz y ejemplar. Hay que estar preparados porque la derecha utilizará todos los medios a su alcance para dar fin a la era de los gobiernos de izquierda en la región", dice el documento interno.

Asimismo, se entiende que el FLS debe "marcar agenda en temas políticos relevantes para fortalecer la institucionalidad democrática y la recuperar confianza de los desencantados de la política".
Entre los puntos de esa agenda se destaca la regulación del financiación de los partidos políticos para asegurar la "ética y transparencia de gestión". l

La estrategia de la oposición

En el borrador de documento del Frente Líber Seregni (FLS) se advierte que tras las elecciones de 2015, la oposición al Frente Amplio "ya trabaja para recuperar el gobierno con nueva estrategia". "Inició campañas virulentas contra la ética y la reserva moral del Frente Amplio promoviendo, como daño colateral, un malestar generalizado contra el sistema político", dice el escrito interno. Por otra parte se considera que las próximas elecciones internas del Frente Amplio y el posterior Congreso de renovación ideológica "abren la oportunidad de repensar" la coalición de izquierda y el rol del FLS dentro de la fuerza política.


Populares de la sección

Acerca del autor