Atacaron la redacción del diario K Tiempo Argentino

El presunto líder de la "patota" que irrumpió en el medio ya fue imputado por la Justicia argentina

El ataque por parte de un grupo de personas a la redacción del diario cooperativo Tiempo Argentino ha indignado a gran parte de la opinión pública argentina debido a que significa una afrenta directa contra la libertad de prensa, como lo denominó por ejemplo Hernan Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos del gobierno argentino.

Lombardi condenó el "ataque salvaje" sufrido por el diario y advirtió que se agrede "un bien público sagrado: la libertad de prensa y la circulación de las ideas".

En la misma línea, la Secretaría de Comunicación Pública de Presidencia expresó "el más enérgico repudio al ataque a las instalaciones del diario y se solidariza con los integrantes de esa redacción, víctimas desde hace meses del accionar irresponsable de un grupo de empresarios".

tiempo argentino

Trabajadores de ese periódico denunciaron que fueron desalojados esta madrugada por "matones armados con navajas y encapuchados", comandados supuestamente por el empresario correntino Mariano Martínez Rojas, del edificio donde funcionan ambos medios de comunicación, en la calle Amenábar 23.

También este grupo agredió a los trabajadores con matafuegos y rompieron registros de la cooperativa que administra el periódico, donde también funciona Radio América. Javier Borelli, presidente de la cooperativa a cargo del diario, precisó que las personas que irrumpieron en el lugar "dijeron ser los dueños del inmueble pero ese contrato fue rescindido".

Según informa La Nación, Martínez Rojas ya fue imputado por la justicia argentina de los delitos de usurpación y daños por los destrozos ocurridos en el edificio, junto otros diez sospechosos, que serían los integrantes de la "patota" que protagonizó el suceso.

tiempo argentino 1

Según establece el Código Penal argentino, el delito de usurpación tiene previsto una pena de entre seis meses a tres años de prisión, mientras que para el delito de daños la pena es de 15 meses a un año de cárcel para el "que destruyere, inutilizare, hiciere desaparecer o de cualquier modo dañare una cosa mueble o inmueble o un animal, total o parcialmente ajeno".

Desde el cambio de gobierno en diciembre del año pasado, Tiempo Argentino se ha gestionado a partir de sus propios periodistas, dado que el propietario, afín al kirchnerismo, había decidido dejar de pagar los salarios y abandonar las instalaciones.


Fuente: El Cronista y El Observador

Populares de la sección