Atentado en metro ruso dejó al menos 11 muertos

Explotó una bomba y desactivaron otra
Al menos 11 personas murieron y decenas resultaron heridas ayer en un atentado ocurrido en un vagón de metro en la ciudad rusa de San Petersburgo, mientras las autoridades también anunciaron haber neutralizado a tiempo una bomba en otra estación de metro.

El atentado se produjo luego que la organización yihadista Estado Islámico había llamado a atacar Rusia como consecuencia de su intervención en apoyo a las fuerzas de Bachar al Asad en Siria, desde setiembre de 2015. Pero ningún grupo se atribuyó la autoría hasta anoche.

La explosión tuvo lugar mientras el tren circulaba entre las estaciones del Instituto Tecnológico y la de Sennaya, en una línea muy frecuentada que atraviesa el centro de la segunda ciudad de Rusia.
"Se abrió una investigación por 'acto terrorista'", indicó el comité de investigación ruso en un comunicado y precisó que los investigadores examinarán "todas las otras pistas posibles".

Poco después, una bomba casera "fue detectada a tiempo y neutralizada" en otra estación, Ploshad Vosstaniya, en pleno centro de la ciudad, anunció el comité antiterrorista. En un nuevo balance publicado ayer por la noche, los servicios antiterroristas daban cuenta de 11 muertos y 45 heridos hospitalizados, en un comunicado transmitido a las agencias rusas.

Anteriormente, la ministra de Salud, Veronika Skovortsova, había informado en televisión de 10 víctimas: siete muertos en el lugar de los hechos, uno en la ambulancia y dos en el hospital.
Rusia no había sido golpeada tan duramente desde la explosión, en pleno vuelo, de un avión que cubría la ruta entre Egipto y Rusia con 224 personas a bordo el 31 de octubre de 2015, un atentado reivindicado por el EI.

Desde entonces, las inestables repúblicas rusas del Cáucaso fueron escenario de varios ataques y los servicios de seguridad rusos habían anunciado en varias ocasiones haber desmantelado células yihadistas dispuestas a atentar en Moscú y San Petersburgo.

Las primeras imágenes difundidas en las redes sociales y cadenas de televisión rusas muestran un tren del metro destrozado por la explosión, y numerosos viajeros que trataban de sacar a las víctimas de entre los restos del vagón siniestrado.

"La explosión tuvo lugar entre dos estaciones pero el maquinista tomó la buena decisión de continuar ruta hasta la estación, lo que permitió proceder rápidamente a la evacuación y al socorro de las víctimas", declaró en un comunicado una representante del Comité de investigación, Svetlana Petrenko.

El presidente Vlaímir Putin, que se encontraba en esa ciudad, dio su pésame por las víctimas durante un breve discurso televisado, poco antes de entrevistarse con su homólogo bielorruso, Alexandre Lukashenko. "El presidente escucha los informes de los servicios especiales", indicó su portavoz, Dmitri Peskov, a agencias rusas.

Las autoridades anunciaron haber reforzado las medidas de seguridad en el metro de Moscú y en los aeropuertos. Tras varias horas de cierre completo, la red metropolitana de San Petersburgo comenzó de nuevo a funcionar parcialmente durante la noche, en la víspera de los tres días de duelo decretados por la antigua capital imperial.

Las repercusiones internacionales no tardaron en llegar. "Nuestros pensamientos van dirigidos al pueblo ruso", escribió la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, en la red social Twitter. El presidente francés François Hollande expresó "su solidaridad con el pueblo ruso", mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, manifestó su horror ante este "acto bárbaro".

Pesar de Putin y condena de Trump

El presidente ruso, Vladímir Putin, acudió el lunes por la noche a depositar flores en el lugar del atentado. Putin, que no hizo declaraciones, dejó un ramo de flores rojas delante de la entrada de la estación del Instituto Tecnológico, donde se detuvo el tren en el que se produjo una explosión.

La zona había sido acordonada por las fuerzas de seguridad. Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó ayer el ataque en el metro de San Petersburgo.

"Terrible, esto que pasa en todo el mundo es una cosa absolutamente terrible", declaró Trump en la Casa Blanca sobre el atentado, al que las autoridades rusas calificaron de acto terrorista.

Fuente: Agencias

Populares de la sección