Atrápame si puedes: la relación esquiva entre DiCaprio y el Oscar

Además de la actual nominación, el actor fue candidato otras cuatro veces pero nunca se llevó el premio
Con su nominación como Mejor Actor por su rol como el explorador Hugh Glass en la película Revenant: el renacido, Leonardo DiCaprio ya suma cinco candidaturas a premios interpretativos en los Oscar. Hay incluso una sexta, ya que en El lobo de Wall Streeet se desempeñó como productor.

Sin embargo, hasta el momento el actor no ha obtenido la ansiada estatuilla, al punto de ser una fuente sobre chistes al respecto en internet, hechos en formato GIF y otros cientos de memes. También es cierto que en su caso siempre sobrevuela la sensación de que en más de una oportunidad debió haberlo recibido y que este año es hora de que por una vez su trabajo sea reconocido, Algo que probablemente sucederá dado el éxito que viene cosechando en los premios previos al Oscar, como los Globos de Oro o los SAG que entrega el sindicato de actores estadounidense.

Estas son todas las nominaciones previas que DiCaprio recibió por su trabajo como actor al premio Oscar, y a manos de quién perdió el galardón en cada ocasión.

Arnie Grape en "¿A quién ama Gilbert Grape?" (1994)

DiCaprio Gilbert Grape

A los 19 años, DiCaprio recibió su primera nominación al premio de la Academia como Mejor actor de reparto por su interpretación de un joven con una discapacidad mental, hermano del protagonista de la historia (Johnny Depp). El entonces incipiente actor fue uno de los puntos destacados de este drama sobre una familia disfuncional de Iowa, con sus movimientos torpes, sus gritos agudos y su inocencia. Además del hecho de que la Academia suele reconocer a los roles que involucran algún tipo de enfermedad física o discapacidad mental.

De todas formas, el premio fue para el veterano Tommy Lee Jones por su trabajo en El fugitivo, en la que encarnó al antagonista principal, un policía encargado de capturar al protagonista, interpretado por Harrison Ford, y que fue un rol consagratorio en la carrera del actor.

Howard Hughes en "El aviador" (2005)

DiCaprio Aviador

Ya establecido dentro de Hollywood como actor y después de su etapa como galán juvenil, DiCaprio estableció una colaboración con el director Martin Scorsese, quien lo dirigió en este filme biográfico centrado en la figura del pionero de la aviación y productor cinematográfico Howard Hughes y su paso de millonario emprendedor a solitario enloquecido. Triunfos en premios como los Globos de Oro indicaban un posible triunfo de DiCaprio en los Oscars, en lo que fue uno de los mejores trabajos de su carrera.

Sin embargo, el premio acabó en manos de Jamie Foxx justamente por otra película biográfica, Ray, en la que interpretó al músico Ray Charles.

Danny Archer en "Diamante de sangre" (2007)

DiCaprio Diamante de sangre

Apenas dos años después, DiCaprio volvía a estar nominado al premio de la Academia, en esta oportunidad por su rol como un traficante de armas que se dedica a ayudar a un pescador de Sierra Leona que ha encontrado un diamante de gran tamaño y tiene la intención de vender la piedra preciosa y abandonar el continente. A lo largo del filme, Archer va ganando en complejidad y humanidad aunque su actitud cínica se mantiene a lo largo de toda la historia.

Pero ese año fue también el de Los Infiltrados (en la que DiCaprio también participó nuevamente bajo las órdenes de Scorsese). El actor no estuvo nominado para esta pelpicula que fue la gran triunfadora de la noche. En la categoría de Mejor actor, el galardón fue para Forest Whitaker, quien interpretó al presidente de Uganda, Idi Amin, en El último rey de Escocia.

Jordan Belfort en "El lobo de Wall Street" (2014)

DiCaprio Lobo de Wall Street

Quizás la ocasión en la que Di Caprio estuvo más cerca de ganar el premio y cuando los premios que anteceden al Oscar así lo marcaban como el Critic's Choice y el Globo de Oro. De nuevo con un personaje real, en esta oportunidad DiCaprio encarnó al corredor de bolsa encarcelado en 1999 por estafa. El actor condujo esta película de Scorsese, que a largo de tres horas mantiene un ritmo y un estilo frenético e irreverente que coincide con el estilo de vida de Belfort. En este trabajo, DiCaprio hace desde comedia física hasta pasajes más serios.

Ese año quien lo derrotó fue Matthew McConaughey (quien comparte una escena con él en la película de Scorsese), por El club de los deshauciados, para la cual perdió varios kilos y apareció pálido y demacrado. El afeamiento físico siempre funciona bien con la Academia, algo que DiCaprio cumplió en parte para Revenant: el renacido, donde aparece con una dentadura despareja y amarillenta, el pelo y la barba enmarañados y varios cortes y heridas.

Quizás eso y la innegable calidad de su actuación sean lo necesario para que DiCaprio finalmente rompa esta "maldición" que tanto entretiene a internet y se lleve la estatuilla dorada el próximo 28 de febrero.


Populares de la sección

Acerca del autor