Audio del fiscal Nisman: "Aunque quieran matarme, esto ya no tiene retroceso"

Audio filtrado brinda nuevos elementos al caso
Con las pruebas más de uno que ni se imagina le va a temblar el orto, porque no es prueba inventada por mí, no son valoraciones, que son totalmente válidas. No, no, cuando vean las pruebas proporcionadas por el propio Estado (porque, obviamente, hay internas en el gobierno), te agarrás la cabeza, Daniel. Los máximos responsables terminan presos en poco tiempo, no tengas duda", se escucha decir a la voz del difunto fiscal argentino Alberto Nisman en una parte de un audio revelado por el programa Lanata sin filtro de radio Mitre.

Con el caso sin resolver y a dos años de la muerte del fiscal por ese entonces a cargo de la investigación del atentado a la sede de la AMIA perpetrado en 1994, las palabras pronunciadas por el hombre durante una conversación telefónica por Nextel con el director de la Agencia Judía de Noticias, Daniel Berliner, podrían aportar elementos claves en la Justicia para el caso. Por ahora ni siquiera se ha logrado determinar si se trató de un suicidio o un asesinato. Los audios despiertan aún más las suspicacias sobre el segundo escenario.


En la grabación el hombre dice tener pruebas para implicar a funcionarios del gobierno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner por lo pactado con Irán. "Aunque quieran matarme y sacarme del medio, esto no tiene retroceso. Algunos involucrados ya lo saben y están pidiendo salvavidas, pero cada uno sabe lo que hizo, lo que dijo, el problema lo tienen ellos", indicó. Cuatro días antes de su muerte, Nisman denunció por presunto encubrimiento de terroristas a varios jerarcas, entre ellos la expresidenta.

El nombre del excanciller argentino Héctor Timerman también forma parte del audio. Sobre quien es uno de los miembros de la antigua administración en ser sospechoso de encubrimiento por el caso AMIA, se escucha afirmar al fiscal que es uno de los que va a terminar en la cárcel. "¿Cómo lo van a recibir? Van a tener que ir a visitarlo a Devoto en pocos meses. Van a tener que pedir turno en la cárcel", indicó.

A pesar de asegurar que tiene información valiosa, Nisman le dice a Berliner que se encuentra tranquilo, pero cuenta que debió evitar algunos eventos por la gravedad del caso: "Tenía que dar unas charlas y suspendí todo sin medir justamente por todo esto. No quiero hablar de pajaritos de colores cuando hay cosas mucho más graves que pueden saltar de un momento a otro", sostuvo.

La causa AMIA

Nisman se desempeñaba como fiscal en la investigación sobre el atentado contra la mutualista judía
AMIA, que dejó 85 muertos en Buenos Aires en 1994.

Para el fallecido fiscal, el memorándum de entendimiento acordado entre Argentina e Irán en 2013 para investigar conjuntamente el atentado buscaba, en realidad, garantizar la imposibilidad de juzgar a varios de los sospechosos de planear el ataque.

El memorándum nunca fue ratificado por Irán, y en Argentina, aunque fue aprobado en el Congreso, posteriormente fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema. En una primera fase, meses después de la muerte de Nisman, la denuncia de encubrimiento había sido desestimada por los tribunales por "inexistencia de delito". No obstante, a finales del año pasado, la Justicia ordenó reabrirla y se asignó el caso al juez Lijo y al fiscal Gerardo Pollicita, que ahora, tras el receso del verano, dan un nuevo impulso a la causa. Este mes, el procurador solicitó a Lijo retomar las investigaciones a los implicados originales, entre los que destacan Fernández, Timerman y al exministro de Planificación Julio de Vido, entre otros.

Populares de la sección