Aumenta cantidad de muertos en Ecuador y gobierno valúa daños

Presidente estimó las pérdidas entre 2% y 3% del PIB
Al cumplirse las primeras 72 horas del terremoto registrado el sábado en Ecuador, un plazo decisivo para encontrar bajo los escombros posibles sobrevivientes del potente sismo que por ahora dejó 480 muertos, bomberos y equipos de rescate seguían ayer buscando señales de vida en las calles de distintas ciudades de ese país devastadas entre escombros y olor a muerte.

Según el último balance divulgado ayer por el por el viceministro del Interior ecuatoriano, Diego Fuentes, la cantidad de muertos ascendió de 413 a 480 entre los dos últimos informes oficialies.

Además, el gobierno registró 2.560 heridos y unos 1.700 desaparecidos en el potente sismo que el sábado sacudió la costa ecuatoriana. Además, 2.959 personas fueron trasladadas a albergues, indicó la cancillería. "Tenemos 2.000 registros de personas que están siendo buscadas, pero ya hemos encontrado a 300", agregó el jerarca.

El sismo, de 7,8 grados, de más de un minuto de duración y considerado el peor en Ecuador en 40 años, devastó de sur a norte la costa del país, dejando además un gran número de edificios reducidos a escombros, carreteras destruidas y edificios colapsados en zonas de alta afluencia de turistas.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, declaró en la madrugada del martes, al ingresar al canal ECTV, que "a grosso modo" las pérdidas del desastre se estiman entre US$ 2 mil millones a US$ 3 mil millones", lo que equivale a "dos puntos o tres puntos" del Producto Interno Bruto, dijo.

El gobierno ecuatoriano activó fondos por US$ 450 millones para la reconstrucción y contará con líneas de financiamiento del Banco Mundial, el Banco Interamericano (BID) y otras instituciones, así como ayuda material y humana de países como Venezuela, Colombia, España, Panamá y Perú. El gobierno ecuatoriano activó fondos por US$ 450 millones para la reconstrucción y contará con líneas de financiamiento del Banco Mundial, el Banco Interamericano (BID) y otras instituciones, así como ayuda material y humana de países como Venezuela, Colombia, España, Panamá y Perú.

"Reconstruimos una vez Manabí y lo volveremos a hacer. Grande es la tragedia pero más grande el valor del pueblo ecuatoriano", afirmó el presidente Correa en su cuenta de Twitter.

Hoteles y viviendas quedaron reducidos a bloques de piedra y hierros retorcidos, de donde aún salen personas con vida gracias al trabajo sin descanso de bomberos, policías, militares y perros amaestrados que han llegado desde otras ciudades de Ecuador y países como Venezuela, Colombia, México, Chile y España.

"Son 654 rescatistas hasta el día de ayer (lunes), pienso que van a llegar más", aseguró este martes el canciller de Ecuador, Guillaume Long, en una entrevista con el canal GamaTV.

Long agregó que la cancillería lleva un registro de los extranjeros muertos en el terremoto, cuyo epicentro fue el balneario de Pedernales, un popular destino turístico de la provincia de Manabí (oeste).

"Extranjeros fallecidos hasta ahora confirmados son nueve personas", señaló Long. Entre los muertos hay británicos, dominicanos, colombianos, canadienses y cubanos, según el canciller ecuatoriano.

(AFP).

Populares de la sección