Autor del atentado suicida en Alemania había jurado fidelidad al Estado islámico

Era de origen sirio y murió después de detonar una bomba cerca de un festival de música en Ansbach; hay 12 heridos

El autor del atentado ocurrido este domingo en la ciudad Ansbach al sur de Alemania, fue un emigrante sirio de 27 años que sufría trastornos psiquiátricos y que había jurado fidelidad al grupo yihadista Estado Islámico, según explicó el ministro de Interior de Baviera, Joachim Hermann. "En el móvil del hombre se encontró un video con una amenaza en árabe en la que, según una traducción provisional, anuncia un atentado contra Alemania en nombre del Islam", declaró Hermann.

El grupo yihadista confirmó esta información a través de su agencia de noticias Amaq, donde aseguró que el joven era uno de sus "soldados" y que "respondía a los llamados a tomar por objetivos a los Estados de la coalición que combate al Estado Islámico" en Irak y en Siria.

El hombre hizo detonar una bomba cerca de un festival de música al que asistieron más de 2.500 personas, dejando 12 heridos. Los socorristas intentaron en vano reanimar al autor de la explosión. Se trata del tercer ataque en una semana que ocurre en la región.

A pesar de su trastorno, las autoridades alemanas dijeron que es "probable" que se tratara de un atentado islamista. "Se trata desgraciadamente de un nuevo atentado terrible, que aumenta sin duda la inquietud de la gente", declaró el ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, desde el lugar del atentado.

El subdirector de la policía de Ansbach, Roman Fertinger, habló de "indicios" de que se habían añadido trozos de metal a la carga explosiva.

El hombre llegó de Siria hace dos años y vivía en Alemania con un permiso de residencia provisional. "No podía ser expulsado debido a la actual situación" en su país y "estaba tolerado" en Alemania, según Herrmann.

El ministro agregó que el sirio había hecho dos intentos de suicidio y estuvo hospitalizado en una clínica psiquiátrica, pero se desconoce si el hombre tenía la intención de quitarse la vida. Asimismo, estaba fichado por un delito relacionado con drogas.

Tanto en Alemania como en el resto de Europa se vive un clima de temor de atentados yihadistas como los que se han producido en varias ocasiones este año, reivindicados por el grupo Estado Islámico.

A su vez, esta serie de atentados da argumentos a quienes se oponen a la política de apertura de la canciller Angela Merkel con los refugiados en 2015. Hermann dijo que le inquieta que "el derecho de asilo se vea desacreditado" por lo sucedido en Ansbach.

Baviera, donde se produjo la tragedia de Ansbach, es al mismo tiempo la puerta de entrada de migrantes en Alemania y una región dirigida por los máximos detractores de la apertura para los refugiados, los conservadores del partido CSU, que la semana pasada volvieron a pedir que se fije un tope en Alemania.


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios