Autoridad electoral confirma victoria del sí en referéndum de Turquía

La oposición denuncia manipulaciones y dice que cuestionará el resultado
El "sí" al sistema presidencialista impulsado por el jefe del Estado, el islamista Recep Tayyip Erdogan, venció en un polémico referéndum para expandir su poder celebrado el domingo en Turquía, según confirmó el Alto Consejo Electoral (YSK). La oposición ya denuncia "manipulación" electoral.

En una conferencia de prensa, el jefe del YSK, Sadi Güven, afirmó que el sí superaba al no por 1,25 millones de votos, y que solo quedaban 600.000 papeletas para escrutar. Güven añadió que el resultado definitivo se anunciaría "en 11 o 12 días". Erdogan ya emitió un mensaje de felicitación a los líderes de su partido por el triunfo.

Sin embargo, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), el mayor de la oposición, que hizo campaña contra la reforma, denunció que hubo una modificación en el último momento de las reglas electorales que ponen en entredicho la legitimidad del referéndum.

Embed

Erdal Aksünger, un portavoz del CHP, declaró a la prensa que su partido impugnará el 37% de las urnas escrutadas, porque hay "mucha manipulación". Una de las mayores preocupaciones de la oposición es el comunicado de la Junta Suprema Electoral que a última hora permitió dar por válidas en el recuento papeletas que no fueron previamente selladas por el equipo de la mesa electoral, lo que abre la puerta, consideran, a manipulaciones.

"Dicen que son válidas papeletas y sobres sin sello oficial. Eso es ilegal. Eso quiere decir que se pueden traer votos de fuera", dijo a los medios el vicepresidente del CHP, Bülent Tezcan.

El triunfo del sí transformará el sistema de gobierno turco, abolirá el puesto de primer ministro y reforzará el liderazgo de un solo hombre. El triunfo de la reforma, que se aplicará a partir de 2019, abrirá de este modo el camino para que Erdogan pueda gobernar hasta el año 2029, o, incluso, hasta el 2034.

Ver también: Lo que está en juego en Turquía con el triunfo del referéndum de Erdogan

Los partidarios de la reforma sostienen que este cambio dará estabilidad al país y mejorará el crecimiento económico y la seguridad. Además, Erdogan sostuvo antes de conocerse la noticia de su triunfo que el nuevo statu quo que propone sería una revolucionaria modernización de la política.

Ahora la oposición teme que Turquía se convierta en una autocracia debido a los enormes poderes que se atribuirá al presidente.

Respetar el resultado y posible vuelta de pena de muerte

En tanto, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió a los otros países que respeten el resultado del referéndum que fortalece sus poderes, luego de una campaña marcada por fuertes tensiones con la Unión Europea (UE).

"Quisiéramos que otros países e instituciones respeten la decisión de la nación", dijo, y llamó a los aliados mostrar ahora mayor conciencia por la "sensibilidad" turca en su "lucha contra el terror".

Además, Erdogan declaró que iba a discutir con su primer ministro el restablecimiento de la pena de muerte, al afirmar que estaba dispuesto a organizar un referéndum sobre la cuestión.

En Estambul, al proclamar su victoria y ante una multitud que gritaba "pena de muerte", Erdogan dijo que iba a "discutir de esto con (Binali) Yildirim". Si la oposición apoya el restablecimiento de la pena de muerte, "entonces yo aprobaré" esta medida, afirmó. Si no la respalda, "entonces organizaremos un nuevo referéndum", añadió.



Fuente: El Observador y Agencias

Populares de la sección