Avión presidencial: la única oferta fue la del empresario que negoció venta directa

El precio es de US$ 1.260.000, el mismo de la compra directa que el año pasado quedó sin efecto

El empresario Carlos Bustin, que el año pasado había acordado con el gobierno para venderle un avión de su propiedad pero el negocio quedó trunco tras una observación del Tribunal de Cuentas, fue el único oferente que se presentó en la licitación pública internacional lanzada en febrero por la División Licitaciones del Servicio de Abastecimiento de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) para adquirir una "aeronave multipropósito".

En la mañana de este miércoles venció el plazo para la presentación de ofertas y se abrió la única propuesta presentada, que fue la de Bustin por US$ 1.260.000, el mismo precio de la venta directa que quedó trunca el año pasado, informó a El Observador el director de Relaciones Públicas de la FAU, Guillermo Gurbindo. El avión ofrecido es un Hawker 700 de 1979.

Bustin es presidente de la firma Autolider, representante local de Mercedes Benz. El 2 de marzo de 2015, el empresario, a través de la firma Floridian S.A, ofreció al presidente Tabaré Vázquez su aeronave a cambio de US$ 1.260.000. Incluso, el mandatario utilizó el avión en dos viajes que realizó a Brasil a mediados del año pasado.

Sin embargo, el Tribunal de Cuentas observó el negocio por haberse realizado mediante una compra directa, sin licitación, por lo que el gobierno frenó la compra y decidió impulsar una licitación internacional en la que finalmente se presentó solo Bustin.

Gurbindo dijo que ahora comenzará el proceso de evaluación técnica y legal del avión tras lo cual se realizará un informe para el Ministerio de Defensa, y posteriormente, el tema pasará a estudio de la Presidencia de la República. En función del procedimiento, se estima que la compra se definirá en agosto, indicó el vocero de la FAU.

El pliego de la licitación establece que el avión debe ser posterior a 1975 y tener capacidad para "no menos" de ocho pasajeros en configuración VIP. La aeronave tiene que contar con dos motores de la tecnología turbofan y deberá tener vigente el certificado de aeronavegabilidad. La intención del gobierno es que pueda ser usada también para vuelos sanitarios.


Populares de la sección