Baja de precios ganaderos responde a oferta y demanda

Menores valores no guardan relación con caída de mercado cárnico

La caída de precios del ganado gordo en los últimos seis meses no guarda relación con el deterioro del precio de exportación de carnes. Por lo tanto, es un problema de oferta y demanda de los ganados prontos para faena, informó a El Observador el delegado de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) ante el Instituto Nacional de Carnes (INAC), Gabriel Capurro.

El precio promedio de los novillos gordos con destino a faena cayó más de 12% en los últimos seis meses, en tanto que en ese mismo período el precio de las exportaciones de carne bajó aproximadamente 6%.

Normalmente en el mes de abril el precio del ganado baja y ese comportamiento obedece básicamente al nivel de oferta y demanda del mercado, sostuvo Capurro.

Explicó que se ha tenido un verano que fue razonablemente bueno en esta zafra, los ganados se han preparado y por lo tanto cuando la oferta aumenta y la demanda se sostiene –porque la faena se ha mantenido constante en el entorno de las 40.000 a 42.000 reses– los precios tienden a bajar.

En ese contexto, si bien los precios de exportación han caído, no lo han hecho en la magnitud en que bajaron los valores que se manejan por el ganado que va con destino a frigorífico. Por lo tanto, se entiende "que es un problema de oferta y demanda para esta época del año", opinó el representante de la ARU.

Si bien a nivel de la industria frigorífica se considera que abril será un mes difícil para sostener los precios de exportación por distintos factores que afectan al mercado internacional de la carne, en la visión de Capurro se espera un mercado de valores estabilizados en el entorno de los US$ 3.500 según los negocios concertados.

Desde el punto de vista productivo, dijo a su vez que el clima muestra problemas en algunas zonas del país, especialmente en el Este, porque las pasturas tuvieron un período seco y demoran en crecer y ahora se viene el período del año más complicado.

Pero en la zona norte y en una parte del centro del país, los campos están muy bien, por lo que "será un año razonablemente normal en materia comercial, si bien la carne ha caído en sus precios, pero no lo ha hecho como otras materias primas".

En lo que respecta a la carne ovina el mercado tuvo problemas para la colocación porque Brasil devaluó mucho su moneda, pero sigue manteniendo un precio en el caso del cordero que está un 10% más que el novillo gordo y además hay que sumarle el precio de la lana que produce.

En este caso es cierto que la oferta es muy pequeña y por lo tanto Uruguay elige los mejores negocios y eso permite trasladar al productor los mejores precios que son redituables, afirmó Capurro.

Encarneradas

Si bien el stock ovino es el más bajo de la historia y será difícil su recuperación, hay que destacar la intención de encarnerar que marcó la reciente zafra de remates de carneros, dijo Gabriel Capurro.


Populares de la sección