Bajo interés de la demanda cuando aparece la oferta

El último ingreso promedio de exportación de carne vacuna fue menor a US$ 3.000
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Nuevamente la reposición mantuvo esta semana la agilidad en negocios por pantallas virtuales, mientras el gordo sigue ajustando a la baja. Llama la atención el escaso interés de la industria por el ganado gordo, a medida que se encamina la zafra de otoño. Algunas plantas anunciaron cierres temporales mientras otras redujeron la faena.

En la exportación el precio de la carne sigue bajando y marcando nuevos mínimos de cinco años. La semana pasada el ingreso medio de la carne vacuna fue US$ 2.995/ton, desde setiembre de 2010 no caía por debajo de US$ 3.000, y US$ 3.060 en carne ovina. Los promedios de las últimas cuatro semanas fueron US$ 3.226 y US$ 3.678, 15% y 9% menores que un año atrás, respectivamente.

Un consignatario consultado comentó que la industria propone precios entre US$ 2,60 y US$ 2,70 por kilo de novillo gordo en cuarta balanza. Otro operador, del norte, dijo que ha recibido valores hasta US$ 2,75. En vacas se manejan niveles entre US$ 2,30 y US$ 2,40.

Las entradas están desparejas, algunas plantas concretaron negocios para cargar a los pocos días tras haber visto dificultadas algunas cargas con las lluvias y por ellos pagó hasta cerca de US$ 2,80. Otras fijan entradas para la primera o segunda semana de mayo.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) bajó cinco centavos su referencia para el novillo gordo hasta US$ 2,82, cuatro a la vaca gorda hasta US$ 2,48 y cinco a la vaquillona gorda hasta US$ 2,67.

En ovinos los precios que se manejan están entre 15 y 20 centavos arriba de lo que se hablaba la semana pasada para la oveja. Operadores informaron de negocios en US$ 2,80. En la planilla de consignatarios de precios promedio para la semana pasada se detallaron niveles de US$ 3,20 para borrego (un centavo más) mientras el cordero quedó sin cambios en US$ 3,20, al cordero pesado en US$ 3,21, al capón en US$ 2,95 y la oveja en US$ 2,65.

La faena se encuentra en niveles atípicos para el momento actual del año, donde se acerca la zafra de otoño. La faena de vacunos totalizó 39.289 vacunos y marcó un descenso interanual de 21%. El descenso se marcó tanto en novillos como vacas. Fueron 18.483 los novillos faenados, 25% menos que un año atrás. Mientras que las vacas totalizaron 20.074 cabezas, 17% menos.

Mientras tanto, en los ovinos la actividad industrial semanal cayó a 4.220 animales, volumen 15% menor que un año atrás. Fueron 1.884 los corderos faenados, 11% más y 1.463 las ovejas, 24% menos.

Las plantas que han decidido interrumpir temporalmente su actividad son Las Moras y Establecimiento Colonia, que pararán durante 10 y 15 días.

En Las Moras había una situación de conflicto "por diferencias de relacionamiento entre mandos medios y trabajadores. Sigue trabajando con paros por asamblea", comentó un dirigente de la Federación de Obreros de la Industria Cárnica (Foica).

En tanto, Carrasco no se encuentra faenando por desacuerdos en cuanto al convenio bipartito. Los 600 trabajadores tienen licencia hasta el 2 de mayo. Estaba planificada una reunión para ayer jueves en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) por dichos temas.

Finalmente, la reposición sigue firme. Las ventas en la primera jornada de Plazarural comenzaron ágiles con los terneros, cuyo promedio general se ubicó en US$ 2,16 por kilo, apenas cuatro centavos menos que en el último remate de marzo. El máximo fue US$ 2,36 y US$ 2,10 el mínimo.