Bancada del FA en Salto amenaza con iniciar juicio político a ediles

Se les pidió que renunciaran a las bancas, pero no aceptaron
El gobierno salteño encontró que ocho facturas presentadas por ediles no coincidían con las copias originales que solicitaron a los comercios donde se gastó el dinero. Las primeras tres en aparecer fueron las boletas presentadas por gastos en el Hotel Petit Rivera Hotel. Cada una de ellas debía ser por $ 449, pero el monto que se rindió fue por $ 4.449.

Otro comprobante, con fecha 16 de octubre de 2015, señalaba un gasto de $ 4.462 cuando la copia original indicaba $ 1.462. Luego se rindió cuentas por una factura de $ 2.610 del restaurante "Lo del Vasco" el 18 de diciembre, mientras que el gasto original fue por $ 610. En enero de este año otras dos boletas presentadas mostraron diferencias con las facturas originales: una del restaurante La Mostaza, que originalmente era de $ 671, pero el monto rendido fue por $ 6.671 y otra del Hotel Balfer, donde la copia original mostraba que el gasto había sido por $ 230, pero el comprobante presentado fue por $ 4.630. Una octava boleta refería a publicidad contratada para una radio comunitaria. La boleta fue firmada por $15.000, pero la emisora recibió solo cinco.

Estas diferencias llevaron a la administración a presentar una denuncia penal contra los ediles frenteamplistas Martín Pertuzzati, Eduardo Godoy y Daiana Añasco, que fueron quienes firmaron las boletas. Además, la bancada frenteamplista decidió crear una comisión preinvestigadora para empezar a estudiar las boletas presentadas por todos los ediles desde que comenzó la administración del intendente Andrés Lima en julio de 2015.

En diálogo con El Observador, el coordinador de la bancada del FA en la Junta Departamental de Salto, Fernando Irabuena, dijo que los ediles frenteamplistas decidieron pedirle licencia a Pertuzzati para que no esté a cargo de la presidencia de la Junta Departamental mientras se decide el inicio de la investigación, pero que el edil no aceptó.

Hasta hace unos días tanto Pertuzzati como Godoy habían manifestado a El Observador que no renunciarían a la banca a pesar de que así se lo hubieran pedido desde su fuerza política. Los argumentos que manejaban para mantenerse en la Junta eran que no se consideraban responsables por la adulteración de dichas boletas y que, además, habían sido elegidos por el pueblo. En esta oportunidad El Observador intentó comunicarse con Pertuzzati y con Añasco, pero no obtuvo respuesta. En tanto, el edil Edgardo Godoy se negó a hablar sobre este asunto.

Irabuena señaló que desconoce si la comisión preinvestigadora podrá trabajar sin que haya interferencias en la investigación, pero que, en caso de que se confirme que fueron los ediles quienes adulteraron las boletas, se tramitará el inicio de un juicio político. Para eso será necesario el apoyo de 11 ediles y luego, si prospera, deberán elevarse los antecedentes al Senado para que evalúe el caso. El coordinador de la bancada del FA reconoció que esto es un "golpe" para la fuerza política y que por eso quieren, a través de la investigación intentar "eliminar" los actos de corrupción.

Oposición pide transparencia

La comisión preinvestigadora en la Junta Departamental de Salto se formó sin representantes del Partido Colorado ni del Partido Nacional, que entienden que no hay garantías para que la investigación se realice de manera transparente, debido a que el presidente de la Junta, Martín Pertuzzati, es uno de los ediles acusados por el gobierno departamental.

"Queremos que se investigue con garantías", dijo a El Observador el coordinador de la bancada del Partido Nacional en la Junta, Carlos Silva. El edil señaló que dependerá de lo que determine la preinvestigadora la posibilidad de participar luego de una investigación en profundidad. También manifestó que desde su partido no se pedirá la renuncia a los ediles hasta tanto la Justicia no se pronuncie sobre el caso y determine si son culpables o no.

Tanto el Plenario como la Mesa Política del Frente Amplio en Salto también pidieron sin éxito la renuncia de los tres ediles involucrados en la investigación. "El Plenario departamental tiene suficiente elementos para considerarlos fuera del Frente", dijo a El Observador Neri Mutti, delegado del MPP en la Mesa
Política departamental.

Según indicó, los dirigentes frenteamplistas en Salto tienen la "convicción" de que los ediles tienen responsabilidad ante lo sucedido y por tanto "deben ser expulsados" de la coalición.
Por este motivo, los hechos fueron enviados para que sean estudiados por la Comisión de Asuntos Políticos del FA para que analice y recomiende al Plenario Nacional qué hacer.

Populares de la sección